Página de contenido económico

lunes, 30 de mayo de 2016

VENEZUELA, ¿DOLOR MORAL O ECONÓMICO?






POR LA ESPIRAL 
Claudia Luna Palencia
@claudialunapale

-Venezuela: ¿dolor moral o económico?

Venezuela y su debacle, esa vorágine maldita,  a la que ha sido conducida por su propio pueblo que votó primero a un sátrapa como Hugo Chávez y luego aceptó mantener en el poder a Nicolás Maduro, debe ser el ejemplo permanente, indeleble en la memoria actual para evitar que mesiánicos revestidos de populistas terminen socavando las libertades civiles y mucho más que eso. 

Es decir, si la gente mediante su voto elige su propia condena a la horca, ¿quién es más culpable el que lo eligió o el verdugo que gira de la palanca? Miremos a Venezuela, un enfermo terminal con un cáncer político, económico y social al que le quedan ya muy pocas esperanzas. 

Los estertores del chavismo  que Maduro se ha empeñado en carne viva en prolongar  hasta la persistencia, casi en un mantra sagrado, dispuesto hasta inmolarse antes que renunciar o convocar a nuevas elecciones. 

Qué lejanos quedan atrás los sueños guajiros del golpista Chávez, de arrancarle las barras y las estrellas a la bandera del imperialismo yankee; de discursos vociferantes cotidianos en la radio y la televisión bolivarianas con Estados Unidos como diana favorita.

El petróleo ha sido la cara y cruz no nada más de Venezuela también de otros países dentro de la misma región de América Latina con dirigentes miopes que apostaron su modelo económico a la dependencia del oro negro creyendo que la ventaja competitiva provista por la naturaleza orográfica e interoceánica sería una fuente de poder inagotable para cimentar un modelo de desarrollo que no vería jamás su agotamiento. 

Pero no hubo presupuesto infalible para edificar el entramado populista ni petroprecios que no oscilaran al ritmo de los shocks externos provocados por una multiplicidad de factores. 

A Venezuela, sus políticos, no le han salido bien las cuentas a tal grado que ignorando la correlación de fuerzas tienen en la actualidad un Estado quebrado, una economía semiparalizada y una población asustada y muerta de hambre. 

Cuba, la isla que se quedó atrapada en el tiempo de los hermanos Castro, se convirtió en un reducto para el imaginario antisistema y pasaron los años y las décadas con América toda siendo testigo de su régimen dictatorial. 

Lo peor que ha acontecido es la reproducción embrionaria -casi para concluir el siglo XX- del modelo castrista extrapolado en una nación con un mayor peso específico tanto en la economía regional como mundial. 

Así es ante las mismísimas barbas del Tío Sam no nada más Cuba, también Venezuela se le ha subido para hacerle cosquillas y todos hemos sido testigos  mudos pero no ciegos de cómo se ha ido erosionando el país de América del Sur. 

Hace poco más de un mes en Madrid, en la Casa de América, Luis Alberto Lacalle, expresidente de Uruguay hablando de la libertad dijo en tono de reproche: "¿Qué hacemos a la hora del ocaso de las fórmulas izquierdistas y socialistas en América Latina? Deberíamos aprenderlo del pasado en la región  la figura más relevante en los últimos 50 años ha sido Fidel Castro y no precisamente para bien".
A COLACIÓN
Durante 57 años hemos sabido de las penurias, la opresión y la ausencia de libertades civiles y democráticas en Cuba; por su parte, los venezolanos, en 17 años,  han visto depauperar su nivel de vida.

Ahora hasta Lufthansa se niega a volar a Venezuela aduciendo las crecientes dificultades económicas que atraviesa el país bolivariano y la imposibilidad que tiene dicha compañía -y todas las extranjeras que allí operan- por cambiar sus ganancias en moneda local a dólares.

También el tema se ha colado en la campaña electoral en España que se alista para nuevas elecciones el próximo 26 de junio; se ha metido de lleno en boca de  los candidatos aduciendo razones humanitarias y de presos políticos pero lo que hay además de la tesitura moral son asimismo los profundos intereses económicos españoles atrapados en la encrucijada de un Maduro incendiario. 

La Marca España está perdiendo y mucho por estar metida en el berenjenal. El banco BBVA tiene un incierto futuro en el país bolivariano con estados contables en pesos que no logra consolidar ni en dólares ni en euros. En 2009, Emilio Botín, ordenó que el Santander vendiera sus posiciones en Venezuela y no se equivocó al hacerlo.

El quid es que el escenario sigue siendo funesto: el FMI anticipa para este año una inflación cercana al 700% con una caída del PIB del 8% y una constante salida de capitales con unas arcas  vacías  para hacer frente al control de cambios y los compromisos inmediatos.




viernes, 27 de mayo de 2016

CHINA SE COME AL MUNDO






POR LA ESPIRAL 
Claudia Luna Palencia
@claudialunapale


-China se come al mundo



Este año el gigante asiático cumplirá tres quinquenios de formar parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC) un ingreso -el 11 de diciembre de 2001- que pasó muy entre bambalinas dado que el ojo clínico mediático estaba concentrado en los acontecimientos posteriores a los ataques terroristas en Estados Unidos.

En quince años, China se ha ido apoderando de los canales del comercio global como lo hizo antaño cuando la Ruta de la Seda bifurcó en el continente euroasiáticoafricano y  no pararía hasta encontrarse con los nuevos territorios  descubiertos en América.

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) tienen en China a una férreo competidor no nada más en lo comercial también empieza a disputar un lugar de honor en el renglón de la geopolítica porque en la geoeconomía su dinámica ya es trascendental.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) desde 1991 -referencia de la fase embrionaria del desplazamiento de la riqueza mundial- China contribuyó a la economía global  con un equivalente al PIB de Colombia.

Para 2001 ya era tan significativa como el PIB de Argentina y en la actualidad se trata del mismo que  Argentina, Chile y Bolivia. Su hegemonía es  incuestionable siendo además una de las variables fundamentales de peso específico en la valoración que todos los analistas y especialistas realizan acerca de las perspectivas inmediatas de la pequeña gran aldea global.

Es fácil de entenderlo: ha propiciado un desplazamiento de la riqueza mundial, es el motor del comercio internacional, punta de lanza de nuevas inversiones; exportador neto de capital y también de apalancamiento para los países en desarrollo.

Allá a donde Estados Unidos recula, el gigante asiático está presente y tal parece que no piensa perder el tiempo; y  es que, desde que entró en la OMC, dicha adhesión le ha concedido un acceso (debido a la eliminación de cuotas) en varios bienes, sectores y mercados.

Desde 2001 a la fecha, han sido diversos y muy puntuales, los tratados de libre comercio que la nación de Mao ha signado con terceros países: en 2002 firmó un acuerdo marco para un TLC con el bloque ANSA (Brunéi Darussalam, Myanmar, Camboya, Indonesia, Lao, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam).  Existen otros tratados relevantes con  tres países latinoamericanos: Chile (2006), Perú (vigente desde 2010) y Costa Rica (2011).
A COLACIÓN
 No todo son miel sobre hojuelas, porque China se va comiendo al mundo por grandes bocados y sin atragantarse,  ante la mirada antipática de Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

Es real, la propia Cepal lo confirma: "El enfrentamiento entre Estados Unidos y China en sus respectivas búsquedas para crear una red de integración regional preferida sobre la cual el uno o el otro puede dominar la agenda sustantiva y controlar las adhesiones, ha dejado a los forasteros peleando por encontrar un lugar en este escenario de integración cambiante".

En ese disimulado rifirrafe, el TPP promovido por Estados Unidos incluye a  Chile, México y Perú junto con Canadá, Australia, Brunéi, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam. Colombia y Costa Rica están en la cola en materia de adhesión al tratado.

Pero en la batalla por el Pacífico, la sutil respuesta china ha sido la promoción del Partenariado Económico Comprehensivo Regional (PECR) que incorpora a 16 países miembros: Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur,  Tailandia, Brunéi, Vietnam, Laos, Birmania, Camboya; China, Japón, Corea, Australia, India y Nueva Zelanda.

De la región de América Latina serán Chile, Costa Rica y Perú los únicos que puedan presumir de pertenecer tanto al selecto club del TPP con Estados Unidos como al del Partenariado made in China.

Mientras la Unión Americana va moviendo ficha en el tablero mundial para defender su hasta ahora alicaída imagen de potencia, en la Unión Europea (UE) no se quedan atrás para tratar de blindarse lo más  posible frente al avasallamiento del país de Oriente.

Recientemente, el Parlamento Europeo, analizó la imperiosa necesidad de proteger a la industria europea y obviamente a sus productores locales ante lo cual los legisladores acordaron que mientras "China no cumpla los cinco criterios establecidos por la UE para definir a una economía de mercado, sus exportaciones deben recibir un tratamiento diferenciado".

China es el segundo socio comercial más importante de la UE  con unos flujos comerciales diarios superiores a los un mil  millones de euros, no obstante, siempre flota la eterna duda en torno a sus prácticas dumping y de subsidios lo que se traduce en menores costos y un mayor atractivo comercial. La UE busca frenarlo. 

miércoles, 25 de mayo de 2016

POR LA ESPIRAL


MONSANTO, NADA DE SANTO









POR LA ESPIRAL 
Claudia Luna Palencia
@claudialunapale

-Monsanto, nada de santo


Novecento, esa película magistral de Bernardo Bertolucci, ha sido significativamente útil para explicar el impacto provocado por la Revolución Industrial y la introducción de la maquinaria en el campo que terminó desplazando a buena parte de la fuerza de trabajo agrícola. 

Esa etapa de un capitalismo embrionario ocasionó una larga serie de transformaciones socioeconómicas y políticas lubricadas al calor de cada nueva fase alcanzada por el actual modo de producción dominante.

Somos como sociedad, tanto productora como consumidora, la expresión del capitalismo en ciernes; basta con otear los datos estadísticos y gráficos acerca de cómo se ha trastocado la locomotora de la producción.

Hace cien años, en cualesquiera de los países más o menos desarrollados, el centro de mando de la locomotora lo era el sector primario de la producción conformado básicamente por las actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas y pesqueras. No añadía ningún valor agregado. 

El sector secundario atañe a la transformación del producto, su paso por un proceso de industrialización, las fábricas y la actividad empresarial, con un consecuente valor añadido.

Mientras que el sector terciario refiere a los servicios tangibles e intangibles porque ahora la red más universal de todas ofrece servicios a través de una pantalla.

Pues bien esa locomotora tenía al sector primario como eje del tren, no obstante, un siglo después constatamos que lo que en antaño era la clave del equilibrio se ubica actualmente en el cabús. 

Es decir, la locomotora está trastocada el vagón que dirige a ciegas es el sector servicios, seguido por las actividades secundarias mientras que las primarias cada día se achican más aquejadas por una multiplicidad de factores.

No es únicamente su vulnerabilidad ante cualquier cambio tecnológico ni el éxodo del campo a la ciudad también la piel sensible la tiene respecto a los avances alcanzados por la ciencia en todos los órdenes.

Por ejemplo, los transgénicos, su impacto ha propiciado igualmente toda una sacudida interna en las formas de producción del campo y también nos subsume al dilema ético y moral de qué producir y cómo producirlo. 

Ya de sus efectos en la salud no hablamos porque desde mediados de la década de los 1980 comenzaron a dar frutos los experimentos con cultivos genéticamente modificados, y ahora es lo más común, casi el pan nuestro de cada día: los cultivos transgénicos están desplazando a los ordinarios.

Nada más que la diferencia entre los primeros y los segundos es equidistante, los signos de los tiempos, otro rostro del capitalismo voraz. Porque en los transgénicos reinan los grandes laboratorios y empresas transnacionales, y en lo tradicional, simple y llanamente nuestros campesinos.
A COLACIÓN
La noticia menos esperada tiene que ver con Monsanto, la poderosa multinacional estadounidense que va levantando ámpulas a diestra y siniestra por todo el planeta, por  sus cultivos alterados.

¿La nueva? Tiene que ver con que Bayer, sí el  gigante farmacéutico alemán recientemente ofreció 62 mil millones de dólares por hacerse del control de Monsanto una cifra que de tajo fue rechazada bajo el pretexto de que... vale mucho más!!!

Esta es una operación que, de consolidarse, es mucho más importante de lo que ahora mismo atisbamos porque la farmacéutica germana -de concretarse el negocio- controlaría además de los pesticidas lo haría con las semillas genéticamente alteradas. Es decir, todo un hit. 

No sé cuanto éticamente es posible este hipotético acuerdo de compra, porque hasta el momento Monsanto es quien se resiste a ello... empero me pregunto si alguien moralmente correcto se ha cuestionado en el impacto inmediato de dicha operación. ¡Ya no entiendo al mundo!!!









lunes, 23 de mayo de 2016

ENTRE FASCISTAS Y REFUGIADOS







POR LA ESPIRAL 
Claudia Luna Palencia
@claudialunapale


-Entre fascistas y refugiados


¿Y en qué parte del mundo no se está polarizando la política o complicando la economía? Son, al parecer, los signos de los tiempos. Si el inusitado ascenso del pragmático empresario Donald Trump en la política estadounidense concita además de suspicacias, un enorme desconcierto por el futuro de la Casa Blanca, en Europa las cosas tampoco pintan nada bien.

En España, las dificultades para entenderse entre los diversos grupos políticos impidieron una fórmula cohesionada para investir tanto al candidato que resultó ganador en las pasadas elecciones del 20 de diciembre -el presidente en funciones Mariano Rajoy-; así como al líder del PSOE y también candidato -Pedro Sánchez- que también lo intentó infructuosamente. 

La vuelta a la repetición de las elecciones el próximo 26 de junio debería tener una lectura mucho más profunda porque es una revelación, en todos los órdenes y confirmación en toda la regla, del enorme desencanto que permea entre la ciudadanía hacia sus propios mecanismos que lubrican una democracia que para ellos les ha fallado. 

Porque además el descontento de la ciudadanía en España también es el mismo que comparten los griegos, los portugueses, los británicos, los alemanes... no hay sociedad ni país que salga inerme de esta peligrosa enfermedad. 

Y mientras las mayorías reculan, se abstienen, porque bajo su visión biempensante consideran que una forma elegantemente pasmosa de protestar en cada jornada electoral es mostrando su desaprobación, su desprecio, bajo el ejercicio de no votar; pues ese breve espacio está siendo en realidad caldo de cultivo para empoderar a las minorías más radicales. 

Los primeros al no votar ceden sus derechos a otros que al sí sufragar llevan al poder a aquéllos que verán las formas para activar políticas (no para favorecer a esas mayorías) a fin de cumplirles a sus fervorosas minorías. 

La forma en cómo van escalando los dos polos más radicales  tanto de la extrema derecha, como de la extrema izquierda, en prácticamente la mayor parte del mapa europeo avizora que de cara al 2030 se podría arribar con varios gobiernos ejercidos por extremistas.

Por ejemplo, recientemente Austria está celebrando su jornada electoral para elegir presidente con resultados apretados entre dos candidatos equidistantes:  Alexander Van der Bellen, un antiguo líder de Los Verdes de 72 años y Norbert Hofer, vicepresidente tercero del Parlamento, de 45 años, representante de las ideas de la ultraderecha.

No puedo obviar en el análisis que la grave crisis humanitaria padecida por los sirios tras cinco años de guerra intestina en su sangrante país, aunado a su éxodo masivo junto con la mala acogida que Europa les ha proporcionado son ingredientes candentes en las campañas electorales. 
A COLACIÓN
Los doloridos refugiados sirios apostados en las puertas de Europa  y confinados a campos improvisados sin agua, ni comida, ni condiciones sanitarias  enfrentan  además de la indiferencia, a un viejo enemigo: la xenofobia.

El candidato Hofer tiene como lema "Austria y los austríacos primero"; en Alemania, las manifestaciones en este sentido no son menores y hasta países con menor tradición xenófoba como España se ven atenazados por varios grupúsculos que también  hacen de las suyas. 

En Madrid, el sábado pasado, aconteció una marcha fascistoide conformada por personas que ondeando la bandera española gritaron al unísono vivas al dictador Francisco Franco y un rechazo absoluto  hacia los inmigrantes y refugiados.

Cabe mencionar que, hasta la fecha, ningún país europeo ha cumplido con el famoso cupo de acogida de sirios que desde el otoño pasado se anunció: una repartición de más de cien mil exiliados  por la guerra Siria entre 22 de los 28 países que conforman la Unión Europea (UE).

Todo ha sido una hipocresía. En Madrid, la alcaldesa Manuela Carmena mandó colgar en el bellísimo edificio sede del Ayuntamiento -en octubre pasado- una conmovedora manta que reza "Refugees welcome".

Pues bien a España solamente han entrado 18 refugiados, de los que únicamente uno es de origen sirio; se supone que llegarán 87 en  mayo y 63 en junio. Recordemos que el país ibérico acordó recibir a 16 mil sirios. 

Sin embargo,  me parece muy injusto que por unos fascistas protestando en la calle se pretenda dar una  imagen equivocada porque ha sido la propia sociedad civil, personas de fibras sensibles y varias ONG´s españolas, las que se han volcado in situ tanto en Grecia, Italia y Macedonia para  ayudar a miles de familias sirias que han sido tratadas con enorme desprecio por los gobiernos de toda Europa del Este. Es menester señalarlo. 

viernes, 20 de mayo de 2016

(DES)PROTECCIÓN INDUSTRIAL









POR LA ESPIRAL 
Claudia Luna Palencia
@claudialunapale



-(Des) protección industrial


La globalización ha hecho posible muchas cosas como crear de la mano de los avances tecnológicos y digitales propios de la Era de la Información esa sensación de cercanía, como si muy pero muy detrás, hubiesen quedado las fronteras geográficas.

Quizás por ello más que nunca sea pertinente en  materia industrial, comercial, cultural y creativa defender los derechos de marca, fabricación y propiedad industrial máxime cuando alguien tiene la idea genial de copiar algo bonito que miró en determinado viaje.  Y lo hace, claro, con fines de rentabilizarlo.

Recientemente, el Real Madrid Club de Fútbol enfrenta en los juzgados españoles una querella contra una persona a la que denunció por confeccionar y vender camisetas del Madrid Republicano.

Los abogados de Florentino  Pérez argumentan un delito contra la propiedad industrial además con un perjuicio económico contra el club merengue que unos días más disputará la final de la Champions contra el Atlético de Madrid.

El anatema mercantil se encuentra en los juzgados desde hace meses y no será nada fácil  resolverlo aunque se tengan pruebas físicas y la patente esté registrada. 

En México también se conocen de estos dislates pero no todos terminan en tribunales muchas veces el dueño de la idea, por desgracia, ignorancia o desidia, no protege ni sus creaciones ni sus diseños con marca registrada ni con las patentes debidas.

Entonces piratear algo se vuelve el pan nuestro de cada día, y no debería serlo porque se provoca un daño económico maximizado cuando la o las copias se usan para nutrir el mercado negro y la economía subterránea.

China y su voracidad expansiva ha puesto muchas veces contra las cuerdas a la propiedad intelectual de terceros en otros países, es digamos, el gran copycat del orbe internacional.

El problema es que el consumidor que es quien tiene la última palabra y la de mayor peso debería desdeñar, rechazar cualquier intento de consumo relacionado con artículos apócrifos. El dilema es el bolsillo.
A COLACIÓN
Puede imaginarse amigo lector, ¿cuántas cosas no habrá de imitación? Deben ser miles y esto subsume a la propiedad intelectual y su necesaria legitimación y protección en un limbo. 

El plagio, esa tenebrosa palabra, está cada día más presente en nuestro diario acontecer porque tal parece que viene lubricada por la expansión sin límites de la globalización.

Simplemente un buen día una modista francesa se toma unas vacaciones en México lindo y querido, sucumbe ante la belleza y singularidad de sus bordados y decide trasladarlos a su atelier a cientos de miles de kilómetros, justo del otro lado del Atlántico. 

Así de fácil empieza a manufacturarlos y a venderlos en una colección disponible en Europa y buena parte del mundo porque con lo digital las barreras de acceso cada vez son mínimas. 

Hasta que un día alguien de renombre en México se da cuenta que Isabel Marant está utilizando los calados oaxaqueños -propiamente los de las blusas  elaboradas por el pueblo de Santa María Tlahuitoltepec- en los catálogos de sus selectas clientas que puedan pagar una blusa por 230 euros, al tipo de cambio actual del euro versus el peso,  la cantidad de 4 mil 600 pesos. 

Entonces se desata una polémica en la que el propio presidente municipal de este poblado de la sierra oaxaqueña solicita la intervención  y amparo de la autoridad federal para  que sean resarcidos los daños económicos por el plagio y sobre todo se reconozca la propiedad de producción de los artesanos. 

Decía Emiliano Zapata que "la tierra es de quien la trabaja", pero cuando existe un valor agregado, añadido de por medio, es menester protegerlo y quien quiera utilizarlo que pague entonces los correspondientes derechos por la explotación de la marca y fundamentalmente por su lucro. 





miércoles, 18 de mayo de 2016

EL TERCER MERCADO






POR LA ESPIRAL 
Claudia Luna Palencia
@claudialunapale

-El tercer mercado


Los tiempos cambian no sé todavía si es para mejor o peor, pero si en la década de 1960 y 1970 era  todo un enorme estigma social divorciarse y en 1980 ser homosexual declarado era prácticamente el camino para anunciar que se había contraído VIH-Sida; en la actualidad casi estamos a punto de los bebés a la carta para concebir.

Hasta la noción sobre de la  homosexualidad y bisexualidad se ha trastocado con hipótesis que aventuran en unos casos una precondición genética, innata;  y en otros por  opción, gusto, querer probar o  por amafiamiento para acceder más rápidamente ha determinados éxitos profesionales y escalar dentro de selectos grupos de poder. 

Se nazca o no,  ahora es más fácil salir del armario. Algunos argumentaran que prevalece un avance en los derechos humanos, no obstante, es menester señalar con letras indelebles la prevalencia de intereses económicos para que se hagan visibles. 

Sí, en efecto, existe económica y comercialmente hablando todo un marketing que separa al hombre y  a la mujer tanto en marcas, modas, tendencias, perfumes, cuidados; etcétera. 

Pues hay un tercer mundo que es precisamente lo gay friendly y que aflora en la medida que ellas y ellos se dejan ver y asimismo empiezan a demandar servicios, productos, ropa, viajes, películas, bienes y mercancías. Es decir, todo aquello que factura un enorme corte de caja y contabilidad.

Así es que no es nada más el  reconocimiento a sus derechos humanos  sino el trasfondo de un poder económico importante y potencialmente atractivo de captar.

No en balde varias capitales del mundo se pelean el título de ser lo más amigables posibles con gays, lesbianas, bisexuales y transexuales una medalla que en realidad es una abierta invitación para decirles "vengan a visitarnos aquí se sentirán cómodos no como bichos raros, nadie les molestará porque somos por demás tolerantes y gasten, gasten, gasten".

Entre los 25 destinos declarados como gay friendly figura uno mexicano: Puerto Vallarta mientras que por parte de España lo hacen Barcelona, Madrid, Ibiza y Maspalomas en Gran Canaria.

Según cifras difundidas por LGBT Capital, en cuanto a turismo mundial, el 10% de los viajeros  eligen a Estados Unidos como destino primordial; mientras que en Europa, España es la preferida por encima de Francia, Italia o Reino Unido. Esto implica que más de 6 mil millones de euros anuales por turismo serían aportados por la comunidad LGBT tan sólo en el país ibérico.

De hecho, este grupo es uno de los que más dinero movió en medio de la devastadora crisis económica internacional de los últimos ocho años, no dejaron de viajar, consumir y hasta marcar tendencia. 

Por ejemplo, para el caso de México, la consultora Out Now estimó que desde 2013 aumentó un 6% el poder económico de dicho colectivo social formado por personas con ingresos anuales por 74 mil 400 millones de dólares. 
A COLACIÓN
El mercado de LGBT es mercadológicamente atractivo. Para los que ya salieron del clóset buscan abiertamente fuentes de ocio, cultura, diversión,  coches, casas y hasta hacen planes de boda y tener hijos. 

Y por supuesto entretejen redes de poder económico: en España nació la Cámara de Comercio Gay y Lésbica encargada de destacar los aciertos de los empresarios homosexuales, reconocer su labor productiva y entregarles un premio anual.

También buscan medios de pago con los cuales identificarse de ahí que existe Arcoiris, la tarjeta de crédito de MasterCard, con los colores de la marcha de reivindicación del orgullo gay. O la RainbowCard de Visa anunciada por la extenista Martina Navratilova símbolo de las lesbianas.

Hay otros productos financieros más sofisticados como los ofrecidos por corredores de bolsa en Nueva York por supuesto, para gays y lesbianas, como Walter Schubert Global Management.

lunes, 16 de mayo de 2016

CORRUPCIÓN PECADO SOCIAL




Columna publicada 13 de mayo de 2016



POR LA ESPIRAL 
Claudia Luna Palencia
@claudialunapale


-Corrupción: pecado social


El cónclave anticorrupción citado en Londres ha reunido a varios gobernantes tanto de economías más o menos desarrolladas, aquejadas todas por un espectro en común acaso uno de los más dolorosos de los dilemas morales de nuestro tiempo. 

Y no me estoy refiriendo a la pobreza  ese también pesado fantasma herencia de las malas praxis del pasado y de la ineficacia para corregir su rumbo en el presente.

Yo hablo de la corrupción cuya definición exacta en el diccionario  hace alusión "a la acción de corromper o corromperse"  así como "a la circunstancia en que los funcionarios públicos u otras autoridades públicas están corrompidos".

¿Y cuándo es ejercida por los seres humanos normales y corrientes pertenezcan o no al sector público o se muevan en la esfera privada, entonces cómo se le llama?.

No es para mérito curricular no es ningún laudatio es una de las prácticas más deleznables porque implica "robarle" el dinero a muchos para enriquecerse pocos; es quitarle la sonrisa a varias generaciones a cambio de apropiarse indebidamente de algo que no les pertenece; o al menos no debería.

Ahora que en la capital británica ha sido inaugurada la Cumbre Mundial Anticorrupción siguen sonando las trompetas por el escándalo de los Panamá Papers entre cuyos archivos, por cierto, figuran varios de los gobernantes convocados; por cierto comenzando por el anfitrión, el primer ministro David Camerón.

A veces me pregunto si será que el mundo ya se acostumbró a vivir con este cáncer social a hacerlo parte de su cotidianidad como respirar y caminar, porque lo más ridículamente contradictorio es que las mismas personas que lo condenan y señalan, a la par lo ejercen. 

Y vamos a poner los puntos sobre de las íes: corruptĭo, corruptiōnis no hay barrera social, profesión ni actividad humana más allá de la esfera en la que se circunscriba que no esté infectada.

Lo que pasa es que tenemos muy asociada en la mente al funcionario público recibiendo el maletín perverso o bien el dinero en contante y sonante atado con una liga que se lleva en uno y otro lado del bolsillo del traje.

Pero, y la persona que pide un pequeño soborno; o quien altera un cheque, se trinca el dinero del vecino e inclusive hace un favor a cambio de algo pecuniario y hasta el hecho de usar su cuerpo para, por medio del placer carnal, escalar social y...profesionalmente. Sí eso también es una forma de corrupción, un dilema moral y en términos eclesiásticos un pecado. 

Tanto como lo es alterar la contabilidad, disfrazar las cuentas ante la autoridad fiscal, maquillar resultados para obtener fines electorales, usar espejos opacos para esconder el caudal pecuniario, etcétera. 

Precisamente Dilma Rousseff, la prácticamente de facto exmandataria de Brasil, ha padecido un descarnado juicio político por parte de sus congresistas para apartarla del poder señalada de camuflar las cuentas públicas. 
A COLACIÓN
Christine Lagarde, directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI),  muy a propósito del coloquio internacional anticorrupción señaló que cerca del 2% del PIB mundial se lo lleva la corrupción y se lo quita a los datos reales de crecimiento.

Hasta el mismísimo John Kerry, secretario de Estado de Estados Unidos, en una conferencia en la selecta Universidad de Oxford declaró que "2.6 trillones de dólares anuales es el costo económico global derivado del impacto de la corrupción."

¿Qué resultará al final de este encuentro? Que los líderes firmarán estar de acuerdo en la creación de un órgano de transparencia pero, pero, pero con paraísos fiscales funcionando y con tantos trampantojos provistos por el mismo mecanismo del sistema financiero internacional, dudo mucho que tengamos un éxito real.

Para no corromperse hay que educar, sí hacerlo, desde tempranas edades y que forme parte de los esquemas didácticos de la enseñanza pública y privada. También hay que dar el ejemplo ¿Quién se atreverá a darlo?



miércoles, 11 de mayo de 2016

CHINA: ACTOR VITAL EN A.L







POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia
@claudialunapale


-China: actor vital en A.L


Si bien el capitalismo despegó en Inglaterra en los prolegómenos del siglo XIX cuando la Primera Revolución Industrial mostraba sus señas de identidad, fue en Estados Unidos donde amacizó con tal auge que llegó para quedarse con un liderazgo que sólo está siendo disputado en la actualidad por China. 

¿Cuántas veces los agoreros  anticapitalistas  y  antiimperialistas han dado por muerta a la economía estadounidense e inclusive hasta al dólar? Pero ni el crack de 1929, ni la etapa del capitalismo bastardo ni el oscurantismo del 11-S o el ladrillazo de la crisis  subprime desde 2007 han terminado fragmentándolo aunque quizá ya no por aventurerismo sino por realidad sea China (en definitiva) el eje  concéntrico.

No debemos soslayar que el dragón rojo está en una constante fase de cambio, adecuación, transformación, desregulación y readaptación a los desafíos de su creciente demografía, de sus necesidades socioeconómicas, financieras, de inversión y todas las expresiones emanadas de un capitalismo sui generis .

Lo es desde el momento mismo en que acontece una liberalización entre corchetes en la economía, la industria, la empresa  y las inversiones sin que salga del todo la mano reguladora del Estado y esencialmente sin que triunfe el binomio capitalismo igual a democracia.

China es hoy por hoy una economía capitalista metida en la camisa de fuerza de un sistema político sin democracia, dominada por una plutocracia donde el PCCh tiene enorme poder centralista. 

Curiosamente, Cuba es en América, la nación que ahora intenta extrapolar el modelo chino para su isla ahogada en problemas financieros, de deuda externa, paralizada en términos económicos y tribal en muchos aspectos. La Cuba de los Castro la quieren reavivar con dólares empero sin empaparla en un proceso de reconversión política favorable a las urnas, los partidos políticos y la democracia. 
A COLACIÓN
Mientras el gigante asiático aparca cualquier atisbo de reforma política es innegable que desde hace más de una década su evolución está presente en la mesa de todos los asesores de inversión así como de agentes económicos. 

A tal grado que en la actualidad su desaceleración es uno de los componentes de choque negativo dentro del contexto de la globalización porque además no es únicamente su impacto directo en 124 países sino que duplica el comercio estadounidense con el resto del mundo.  También es exportador de capitales, inversiones, coinversiones y va adquiriendo un relevantísimo papel como financiador del desarrollo.

En Madrid, hace unos días, fue presentado el informe "Perspectivas económicas de América Latina 2016: hacia una nueva asociación con China", convite en el que además quedó patente los lazos entre los inversionistas chinos y los latinoamericanos así como el grado de penetración de la economía asiática en buena parte de los países de América del Sur. 

Estados Unidos desde hace años  dejó su hegemonía en América no nada más la comparte con Europa sino también China se la ha disputado de forma muy relevante; salvo el bastión de México unido por el TLCAN, la ubicación geográfica y la creciente dolarización de la economía mexicana. 

Si algo quedó claro en las proyecciones presentadas para este año es que China experimenta una etapa de metamorfosis porque desea constituirse como el principal eje de órbita en la economía global. 

Y que dentro de sus adecuaciones, América Latina seguirá siendo primordial en sus planes de asociación y expansión sobre todo porque la región representa una oportunidad para mejorar en infraestructura, en servicios y para aprovechar el maná de sus recursos naturales. 

No en balde en  la última década el comercio se ha multiplicado veintidós veces entre América Latina y China, sin embargo, quedan varios pendientes tanto de uno como de otro lado.  

La región además de los consensos, la continuidad de las reformas, la actualización urgente de la infraestructura debe atender las rémoras socioeconómicas: lleva sesenta años metida en la trampa del ingreso medio sin dar el salto cualitativo que otros países ya dieron en su momento. 

martes, 10 de mayo de 2016

Demasiada hambre


RETROCESOS LACERANTES







POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia
@claudialunapale


-Retrocesos lacerantes


El mayor revés para una economía es ver cómo se va depauperando el nivel de vida de su población al fragor de los mecanismos de recesión y estancamiento propios de la dialéctica del capitalismo.

Primero, por la incapacidad para hacer que más gente subsumida en  los estratos de la pobreza voraz y rampante cuenten con los instrumentos provistos por parte de la política social, fiscal, laboral y de ingresos suficientemente asertivos para salir de forma definitiva y perenne de la pobreza atávica. 

Segundo, por el fracaso de la política económica anticíclica que se ve impedida para frenar el descenso de las personas y de las familias de un estamento social a otro. Es decir, si no se puede coadyuvar exitosamente a un ascenso de un segmento a otro,  por lo menos evitar que suceda todo lo contrario.

Las clases medias son el eslabón más vulnerable en cada crisis económica porque es al interior de su estructura en donde más acontece la destrucción de su tejido socioeconómico so pena de mencionar que las políticas sociales ni siquiera están preparadas para ampararles.

Así sucede en realidad, la estructura de ayudas sociales está establecida para dar subsidios asistenciales directos, indirectos y pecuniarios para los baremos de más bajos ingresos e inclusive nulos; pero no están diseñados para actuar en caso de una familia de clase media que lo pierde todo victimizada por una crisis económica  corrosiva. 

Tendría que haber una planificación social que también se convierta en un paraguas asistencial para todas esas personas atrapadas en el calvario de quedarse sin empleo y sin ingreso o inclusive verse en bancarrota tras perder la empresa pero con un cúmulo de facturas y deudas por pagar sobre de la mesa.

La clase media es el motor de la sociedad, es el dínamo de la producción,  el punto de origen de las microempresas y su poder adquisitivo es visto como un pilar para detonar muchos otros sectores y subsectores relevantes para catalizar el grado de expansión o contracción de una economía. 

Una clase media en expansión, de acuerdo con la visión de la CEPAL,  es reflejo de la salud económica de un país. Además tiene una relevantísima connotación histórica dado que la burguesía  ha impulsado los más grandes periodos de transformación política, social y revolucionaria  en el mundo.
A COLACIÓN
Mucho cuidado con clases medias descontentas, nerviosas y enojadas porque el devenir de los acontecimientos actuales les resulten poco favorables al punto de volverse contra su estatus. 

Estar precisamente en  medio del sándwich supone más que permanecer en una línea de confort hacerlo dentro de un peligroso lindero porque no se es demasiado rico...ni demasiado pobre. 

Por ejemplo, en España, los datos más recientes siguen revelando el rostro menos amable de un larguinegro cisma  económico: de acuerdo con  la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas un total de tres millones de españoles fueron expulsados hacia segmentos de menor escala y mayor vulnerabilidad socioeconómica.

"Con la crisis, la clase media ha reducido su presencia al 52% y los niveles más bajos han aumentado hasta el 39%; mientras que hace una década  el 59% de la población pertenecía a familias situadas en niveles de renta intermedios". 

Huelga decir que con cada recesión no nada más se destruyen activos, ladrillos, empresas, se esfuman bonos, acciones, se tiñen de rojo los parqués accionarios también está el dolor  humano por  esas pérdidas materiales, tangibles e intagibles.

Pero si España todavía conserva a más de la mitad de su población en el segmento medio, en México su franja sigue siendo muy delgada: según el sexto Informe Global de Riqueza del Credit Suisse Research Institute, el 10.8% de la población total del país azteca es clase media, esto es, 12.9 millones de personas.

No puede haber prueba más irrefutable de la mala distribución de la riqueza, de la desigualdad en las políticas sociales y una correosa política fiscal que el esquema que desdibuja precisamente la distribución de esos "cajones" en una pirámide donde la puntita concentra un  minúsculo grupo de plutócratas, seguida de una enclenque clase media y un grueso del edificio social edificado sobre de una extensa masa de marginados, pobres y desposeídos.  Algo anda muy pero muy mal...

viernes, 6 de mayo de 2016

Terremotos...


EMPLEADOS FELICES





POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia
@claudialunapale



-Empleados felices


¿Qué hace a una  empresa ser buena para sus trabajadores? ¿Sus dividendos, las prestaciones que ofrece, el reparto de utilidades, los bonus de fin de año, su programa de productividad y retribución o su minuciosa política de  premio y ascensos?

Hagamos la misma pregunta por el lado del empleado, ¿quién es un buen trabajador el más ideal? ¿Aquél que pasa el menor tiempo posible en su empresa porque su rendimiento y productividad son superiores o bien el empleado que casi no falta a trabajar, se enferma poco y vacaciona muy restringidamente para no hacer enojar  a los jefes?

En el libro "El desafío Starbucks: cómo Starbucks luchó por su vida sin perder el alma" escrito por Howard Schultz, fundador y CEO de la multinacional del café, en el relato sentimental de los  para qué y cómo  construir una historia de éxito en los negocios queda muy claro que el punto de inflexión de la cadena ha sido imbuir a los trabajadores en el espíritu de la empresa.

En mi opinión todo negocio bien posicionado como marca, referencia, alternativa inclusive servir de prototipo por su tesón para posicionarse con denodada raigambre en el tiempo debe tener algo  más que suerte; sin duda, una amplia combinación de factores e ingredientes.

Uno muy clave es indiscutiblemente la relación empresario-trabajador. Ya no son épocas de dar azotes ni latigazos a los empleados ni estar detrás de ellos para observarlos -con su consecuente reprimenda- si se distraen en sus horas laborales y en vez de coadyuvar al éxito de la compañía la van hundiendo poco a poco como los compartimentos del Titanic. 

Detrás de todo gran empresario hay un músculo humano, son los empleados, quizá por eso Schultz (para dinamizar a Starbucks) decidió premiarlos con seguros sanitarios de cobertura global e igualdad en forma de opción de acciones para todos; sin importar siquiera que muchos fueran empleados con contratos parciales de un mínimo de veinte horas semanales. 

Ya también va quedando  muy atrás esa mentalidad de "casarse para siempre con la empresa" es francamente difícil que no suceda una rotación o ajustes cíclicos de plantilla para como va la dialéctica de la economía mundial. 
A COLACIÓN
Hay otros empresarios con el mismo leitmotiv que traen detrás historias de visión, mucho sacrificio para sacar avante una idea, la cristalizaron y la convirtieron además en fuente de ingresos para otros.

Tendríamos que creer  a cabalidad además en el juego de fuerzas "lo que tú des, eso recibirás" y troquelar una máxima en una placa de bronce: "Empleados felices, empresario feliz".

De nada sirve tener a un empleado haciendo horas-silla o viviendo prácticamente en la empresa si su rendimiento y productividad son bajos además de estar pegado al  teléfono y a las redes sociales.

Cada vez hay más empresarios que quieren chiquear a sus trabajadores y no descartemos que será la tónica del futuro y esto va más allá de la filosofía japonesa de la productividad que imperó en la década de 1990, es absolutamente un cambio de chip. 

Por ejemplo, Mark  Zuckerberg, dueño de Facebook ha implementado algunas conciliaciones para su plantilla de trabajadores como la prestación de baja por maternidad durante cuatro meses ininterrumpidos,  un bono por 4 mil dólares para  el nuevo recién nacido y  reembolsos para quienes requieren de guarderías.

Google, de Larry Page y Serguéi Brin, son la firma mejor valorada por Forbes por su visión humanista del trato laboral "ofrece cortes de cabello gratuitos en la oficina, gimnasios con piscina, herramientas de descanso, mesas de ping pong, futbolín, billar y videojuegos, instalaciones de lavandería  y masajes".

Precisamente estos días en Madrid arribó un nutrido grupo de turistas chinos que su jefe, sí el dueño del Grupo Tiens, les pagó un viaje a  la capital de España como una retribución por su productividad.

Lo inusual es que no se trata de 10, 20 o 50 sino un grupo de 2 mil 500 trabajadores con todo pagado cortesía de Li Jinyuan, el CEO de Tiens, uno de los filántropos más reputados en su país. 

Sus empleados estarán una semana en suelo español disfrutando de Madrid, recorridos por Toledo y llegarán hasta Barcelona. A Jinyuan el premio le costará 7 millones de euros, pero esta inversión en capital humano una forma muy inteligente de conquistarlos,  le será recompensada con creces porque no hay nada mejor que un empleado feliz, satisfecho y enamorado de su empresa.