Página de contenido económico

viernes, 31 de julio de 2015

RÁFAGAS DE VOLATILIDAD


POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia


-Ráfagas de volatilidad



El 2015 se aventuraba complicado para la economía mundial principalmente por el comportamiento del precio del petróleo, uno de los commodities de mayor impacto en la curva de  gasto de los países y por ende, en empresas y personas.

En el transcurso del año hemos visto la combinación  de factores externos que han ido complicando el tránsito normal de los mercados financieros fundamentalmente el bursátil y el cambiario.

A los altibajos en el parqué accionario de buena parte de economías desarrolladas y emergentes se suman  una serie de vaivenes en los tipos de  cambio ante el inusitado  fortalecimiento del dólar.

La divisa verde se está supervitaminando siendo utilizada nuevamente como una moneda de resguardo, quizá sea un movimiento anticipado por parte de  los grandes inversionistas en mercados y especuladores que consideran que será a partir de septiembre cuando la Reserva Federal inicie el viraje de su política monetaria.

Janet Yellen sigue dubitativa al respecto de  dar "ahora sí" el paso hacia el altar  de los tipos de interés que oscilan entre el 0% y el 0.25% empero la propia lectura del desempeño de la economía estadounidense le hace posponer más allá del verano, la vuelta a la normalidad en la política monetaria.

Si no mejora la situación del PIB americano, ni se fortalece la demanda interna y baja el paro sería muy aventurado incrementar las tasas de interés una temeridad que daría el frenazo al ritmo de empresas, personas y familias.

La propia Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional  (FMI), ha venido aconsejando a Yellen que aguarde la subida de tasas hasta 2016 una vez que se tenga una mayor certeza del rumbo de la economía estadounidense.

Aunque coincidiría con las elecciones para la Presidencia, habría un mayor margen de acción tras evaluar además la situación en Wall Street y el protagonismo del billete verde.

Empero, no es únicamente Estados Unidos y sus avatares lo que están moviendo a los mercados, el ruido proviene también de: 1) Lo escribí en  junio de 2013 para la columna alertando de que iniciaría el camino hacia una corrección en el precio del oro tras largos años de fungir -a buena fuente- de valor de resguardo. El subterfugio áureo ha perdido el 40% de su valor desde el segundo semestre de 2011 a la fecha. Ha pasado, desde entonces, de cotizar en 1 mil 900 dólares la onza a   bajar de la barrera de los 1 mil 100 dólares la onza y las previsiones no son nada halagüeñas: en cuanto la FED  suba tasas el oro podría desinflarse entre los 800 a 900 dólares la onza. 

2) La inconsistencia en el precio del crudo. El petróleo sigue marcando pauta, recientemente el barril del crudo Brent para entregar en septiembre finalizó en 53.31 dólares en el londinense mercado de futuros. Se trata de un 0.13% menos.  Estados Unidos tanto con sus reservas como con la actividad del fracking ha dado la voltereta al llamado "oro negro". Y tampoco se avizora una perspectiva ni clara ni estable para los petroprecios de cara al otoño y al invierno que es cuando se esperaría mayor demanda. Pero con varios países en crisis como Rusia y China aletargando su crecimiento es difícil no esperar nuevos descenso en los petroprecios.

3) El enfriamiento en el PIB de varios países imprescindibles en la dinámica global. Desde China que ha dejado atrás los crecimientos arriba del 10%  reduciéndolos gradualmente en 
el último quinquenio pasando del 9% al 7 por ciento. Todavía no se sabe bien a bien cómo desmenuzar que el gigante asiático aminore su turbina de crecimiento, hace días el susto en la Bolsa de Shangái hizo pasar por la mente (con la velocidad de un rayo) el año de 1929 en Nueva York. Yo creo que a China tenemos que interpretarla de otra forma y lo abordaré con mayor exactitud en mi próxima columna. Tampoco el vagón  de la Unión Europea (UE) logra recalentar motores en su PIB, ni Estados Unidos las tiene claras. Al tiempo que Rusia y Brasil presentan problemas en su PIB. 
A COLACIÓN
Y aquí está México en la mar de la globalización resintiendo como buena economía emergente todos los embates externos. La Canacintra advierte y lo hace con mucha razón del golpetazo que flaqueará los balances financieros de las empresas mexicanas que pagan en dólares la importación de insumos así como endeudamientos internacionales. Por no obviar que la industria maquiladora de exportación será la más castigada en la medida que el peso prosiga con la devaluación frente al dólar y se acerque a los 17 pesos por dólar.

El Banco de México debería "enfriar" un poco más el mercado cambiario se cuenta con cuantiosas divisas para hacerlo time is money por principio y por final, lo que le afecte a la microeconomía terminará pasándole factura a la macroeconomía.

 En el último mes el vendaval de las monedas de los países emergentes ante la fortaleza de la divisa americana le ha llevado a perder un 9.4% al peso colombiano; -7.10% al real brasileño; -6.10% al rublo ruso; -3.90% al peso chileno; -3.5% al peso mexicano; -2.5% al rand sudafricano; -2.2% a la lira turca, y -1% al peso argentino. Y los vientos podrían ser huracanados. 



miércoles, 29 de julio de 2015

NI LES VEN NI LES OYEN

POR LA ESPIRAL

Claudia Luna Palencia


-Ni les ven ni les oyen


En la mayoría de los países se les conoce como los “sin papeles”. Se trata de ciudadanos de cualquier parte del mundo y que actualmente pertenecen a esta aldea global que presume de beneficios por el libre comercio, pero que no logra resolver el galimatías socioeconómico de millones de seres humanos.

Ellos y ellas provienen en su mayoría de países con escasas oportunidades de vida, primordialmente de trabajo aunque también huyen de la violencia, las revueltas civiles y el terror armado.

No tienen nada que perder pero sí mucho que ganar por eso se  atreven a jugárselo todo cruzando ríos, desiertos, mares e inclusive burlando a la temida border patroll.

Casi siempre terminan en crónicas de tragedia: sean los balseros magrebíes que surcan las aguas intentando llegar a Ceuta y Melilla; o el enorme tráfico humano en  la ruta hacia Lampedusa convertida ya en una lamentable fosa marítima; y no podemos obviar, el desmedido trasiego humano desde Centroamérica a su paso por territorio mexicano para alcanzar la frontera con Estados Unidos el objetivo focal. 

En las últimas tres décadas al menos diez mexicanos en promedio diario han cruzado hacia Estados Unidos. Según estimaciones de la Oficina del Censo de Estados Unidos, para el año 2030 la población hispana se habrá duplicado y será la minoría más grande del país, y dentro de esta, el conglomerado más importante será de mexicanos.

En la actualidad, para disgusto de Donald Trump, hay más de 20 millones de mexicanos allende las fronteras asentados principalmente en Los Ángeles y varios lugares de Texas, como Houston. Se han casado, han formado familias, se han mezclado, superaron los traumas del idioma, pero muchos siguen sin tener papeles. 

  No queda ninguna duda que además son una fuerza económica tan importante para su país de origen que sus dólares son un alivio para contener las tensiones sociales. Me pregunto, ¿qué harían miles de familias campesinas sin las remesas de sus familiares?.

Hay países en Centroamérica como el caso de Ecuador, Guatemala o El Salvador en que la economía depende del envío de remesas de los compatriotas. Esta especie de subsidio externo les ayuda a continuar. En el caso de México las remesas son más importantes, por ejemplo, que las divisas turísticas que obtiene el país por la fuerza motriz de los visitantes.

Así es que la inmigración también se ha convertido en una industria importante que implica dinero por comisiones que cobran los bancos o las agencias de envío; dinero para los polleros y traficantes de ilegales; sobornos para las autoridades aduanales que hacen como que no ven; dinero para falsificadores de papeles y documentación; ventajas para los empleadores de Estados Unidos que encontrarán siempre, mano de obra baratísima dispuesta a trabajar de lo que sea, incluso en  aquellas labores que el ciudadano estadounidense no quiera  realizar.

El Gobierno de México se ha visto taciturno para lograr un acuerdo migratorio exitoso y como al presidente  Barack Obama le queda poco más de un año en el poder el tiempo le rebasa para  obtener el apoyo del Congreso máxime con tantos frentes abiertos con los senadores republicanos: el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, políticas, comerciales y económicas con Cuba hasta el más reciente pacto nuclear con Irán.

Y se irá Obama y millones de mexicanos allende las fronteras seguirán con las manos vacías so pena  de que llegue Trump o alguien con sus ideas fascistoides a la Casa Blanca y entonces se haga realidad el muro de la ignominia a lo largo y ancho de la frontera entre México y Estados Unidos.

Tampoco se ha hecho nada al respecto de los casi 90 mil niños detenidos en la frontera con Estados Unidos la mayoría viajando solos muchos son centroamericanos, atrapados al intentar cruzar y que pasan al limbo de las jurisdicciones y en todo caso de reducto en  suelo mexicano  una herencia más para la  dramática zona fronteriza patria.

Lo que se ha hecho es repelerlos a golpe de "usar la fuerza" de cazarlos como carne de cañón abusados por los traficantes de inmigrantes y también por las autoridades.

Son fantasmas que ninguna autoridad quiere ver pero son un problema creciente y que no detendrá hasta que no se implemente un marco legal binacional asertivo; y se logre una frontera segura con Centroamérica. 

Recientemente, Roberta Lajous, embajadora de México en España, dijo que: "México ya tiene migración cero con Estados Unidos".  Sin aportar cifras ni documentos fiables queda como una opinión al aire.
A COLACIÓN
Si hablamos de España, por  mencionar un caso que conozco de cerca, las quejas constantes de los españoles son contra los colombianos y ecuatorianos, incluso el Gobierno impuso el visado para todo ciudadano que proviniera de ambos países para ingresar a España.

Los “sin papeles” son un mal necesario aunque se quejen de ellos.  En España saben que su futuro está en la inmigración, son el país con la menor tasa de natalidad en Europa y la tasa más alta de vejez. Desde luego que las autoridades ya reflexionaron sobre de las condiciones laborales y de las necesidades de pagar pensiones y jubilaciones para una masa  de ancianos. ¿Quién trabajará entonces para asegurar las pensiones? Los inmigrantes. 

martes, 21 de julio de 2015

EL PADRINO MEXICANO

POR LA ESPIRAL 
Claudia Luna Palencia


-El padrino mexicano


Como un caleidoscopio que va ampliando  a la distancia, hace un par de meses el empresario Antonio del Valle, exdueño de Bital y con una nueva apuesta financiera con el banco BX+, estuvo en Madrid en una reunión con varios hombres de negocios a los que propuso crear una asociación  multihispanolatinomexicana.

"Que estuviera encaminada a rentabilizar el maná potencial que tiene el conglomerado hispano como relevante metamercado. Me parece que tenemos que acercarnos más con España y España con México vivimos un momento especial, hay una oportunidad dorada que debería aprovecharse uniendo a los grupos empresariales entre ambos lados del Atlántico a fin de integrarnos más", afirmó. 

Del Valle,  de padre asturiano, se animó en 2013  -junto con un grupo de socios- a comprar el 6% del Banco Popular negocio por el que  pagó 450 millones de euros. 

En ese mismo año, Moisés El-Mann, que ha hecho su fortuna con el ladrillo,  sufragó 300 millones de euros en España por una red de 300 oficinas del Banco Sabadell.  También en el ámbito de lo financiero, Gustavo Tomé, dueño de Solartec  y de Davinci Capital, compró el 11.5% de Liberbank.

Incluso el dinero azteca figura en otro tipo de infraestructuras más allá de lo financiero. ADO, que dirige José Antonio Pérez Antón,  decidió cruzar "el charco" tras comprar por 600 millones de euros la empresa Avanza (primordial operador de autobuses urbanos, y el segundo en estaciones de transporte interurbano). 
A COLACIÓN
Las inversiones mexicanas fluyen en diversos sectores en tierras ibéricas. Salvar al dibujo animado Pocoyó fue el cometido del empresario Miguel   Valladares que no dudo ni tantito en  llegar a un acuerdo con  Zinkia para adquirir por 2.9 millones de euros parte de su deuda a cambio del 11.2% de las acciones de la productora.

El que buscó una alianza fue Roberto Servitje, presidente de Altex, la hizo con  Grupo Farga matriz de los bombones Farga y de los helados Farggi; la asociación es para distribuir la marca tanto en México como en Estados Unidos.
Por su parte, Alberto Bailléres, que ostenta  la segunda riqueza más acaudalada de México, ha decidido extender a España su afición por los hierros y ganaderías taurinas.

Bailléres le compró a Fernando Domecq la ganadería Zalduendo (el hierro y el ganado) se desconoce la cuantía de la operación pero lo que sí se difundió son los 11 millones de euros que le pagó al torero El Litri por su finca Guateles para trasladar hasta allí el ganado de Zalduendo.

Además persisten rumores en España en torno a que el  dueño del Grupo Bal y quien dirige además la carrera del torero Morante de la Puebla podría pisar fuertemente en el mundo del toro español. Hace un par de meses se difundió la especie de que Bailléres estaba interesado en comprar la Plaza de Toros de Valladolid.

Lo que se ha concretado es una participación de Roberto Alcántara, exdueño de Bancrecer,  por 100 millones de euros en Grupo Prisa, convirtiéndose con ello en el inversor individual más relevante del conglomerado de la prensa y comunicación.

Hay otras personas con un patrimonio más estrecho que están emprendiendo en el sector de la hostelería más exclusivamente en hoteles boutique  por la zona de Asturias es el caso de  Tomás Álvarez Aja, con Grupo Nature.

En general persisten amplias necesidades de capitalización en prácticamente todos los sectores de la economía española, no hay uno que se salve, de hecho hace   tres años se intentó formar un fondo con dinero de varios hombres de negocios como Olegario Vázquez Raña.

Ese fondo iría a dotar de  liquidez a una parte importante del sector de la moda española que opera con números rojos. La única que se salva es Zara del poderoso grupo Inditex de Amancio Ortega. No obstante, la idea fraguó, momentáneamente.

España, escriben  los medios de comunicación, está de ganga se ha convertido en una tierra de oportunidades abaratadas a golpe de una crisis de ocho años que ni un coloso aguanta. 

Para salvar esta fiesta en la que ya se comió, se bebió y disfrutó toca ahora encontrar un padrino mexicano dispuesto a poner su lana para el bolo y la colación. 

Desde estas líneas no podemos más que augurar que seguiremos atestiguando que "el oro azteca" seguirá salvando a la economía española apuntalándola desde su sector empresarial. 

MEXICANOS HACEN SU CESTA IBÉRICA

COLUMNA POR LA ESPIRAL
Por Claudia Luna Palencia


-Mexicanos hacen su cesta ibérica



El pulso de la economía española es favorable hacia una recuperación sostenida  y eso sirve de imán para la inversión azteca. Los mexicanos salen de shopping del otro lado del Atlántico.

De acuerdo con datos del Ministerio de Economía y Competitividad, en 2014, el capital mexicano invirtió un mil 087 millones de euros, casi tres veces el monto de 2013 de 487 millones de euros.

Es significativo porque el universo de los negocios está ampliándose no circunscribe únicamente a relaciones comerciales (al cierre de 2014 España tenía un déficit comercial de un mil 492.2 millones de euros con México) o viajes por turismo (el año pasado incrementó 100% la llegada de connacionales a tierras ibéricas con 300 mil turistas) sino que también multiplica sus caras: inversiones, coinversiones, alianzas estratégicas, intercambio de activos, participaciones accionarias; etc.

Sorprende identificar dinero mexicano corriendo por los canales de la economía española, es el resultado de la globalización, pero indudablemente de los vínculos.

Mucho antes de que Cemex y Pemex hicieran acto de presencia en España,  desde mediados de 1960, la familia Arango estableció el modelo de negocio VIPS actualmente bajo la dirección de Plácido Arango cuya marca además incluye a Ginos.

Y si los Arango con VIPS han sorteado la crisis de los últimos años, no es de extrañar entonces que en plena vorágine recesiva  triplicó el número de restaurantes mexicanos en Madrid:  a junio de 2015 existen más de cien.
Si en 1999 había escasos veinte sitios, el plan de ruta gastronómica actual avizora  que el sector continuará en expansión dado el apego a los sabores de cuna. 

Desde luego el gusto gana territorio en el paladar de los españoles a tal punto que en noviembre pasado, el restaurante Punto MX, propiedad de Roberto Ruiz obtuvo una estrella Michelin convirtiéndose en el primer restaurante mexicano en toda Europa con tal distinción culinaria.
A COLACIÓN
Los grandes apellidos de la lista Forbes -que son las fortunas más acaudaladas de México-, son los que han llegado a poner pie en tierras ibéricas buscando oportunidades trasatlánticas. 

Los medios de comunicación van empezando a familiarizarse con ellos: Salinas Pliego, Slim Helú, Zambrano, Arango, Bailléres, Larrea Mota, del Valle, Servitje, Valladares, Alcántara Rojas, Vázquez Raña, Tomé, Álvarez-Aja;  familia Ramírez; familia Garza Sada, familia González, entre otros más.

Son más de un puñado. ¿Cómo es la radiografía de las inversiones mexicanas en España? En lo que va de 2015 motivados más por la recuperación de la economía ibérica y tomando menos en cuenta la crecida populista política en tierras de Don Quijote la operación más reciente es la compra de Yelmo Cines, la segunda cadena de salas  de mayor penetración en España.

Los dueños son Organización Ramírez, el poderoso grupo empresarial michoacano, propietario de Cinépolis entre otros negocios más. No se ha difundido el monto de la transacción, empero, tendrán entre sus manos la gestión de 414 pantallas. 

En otro sector, el de la alimentación, Daniel Servitje, presidente de Bimbo, cerró  en junio la compra de Panrico por 190 millones de euros con ello  se apropia de  las marcas Donuts, Donettes, Bollycao, La Bella Easo, Eidetesa y Qé!. Bimbo controlará el 50% del mercado de la bollería en España.

No en pan pero si en charcutería, embutidos y carnes frías,  Grupo Alfa a través de su subsidiaria Sigma  se hizo con el control absoluto de Campofrío; el grupo regio de la familia Garza Sada es dueño preponderante  de las marcas Navidul, Óscar Mayer y Revilla. En total costó 700 millones de euros.

Y como para hacer  tacos se necesitan tortillas,  Gruma International Foods, de la familia González, adquirió Azteca Foods Europe por 45 millones de euros. Desde la planta en España son distribuidas tortillas, totopos, salsas, wraps y otros condimentos a toda Europa, Medio Oriente y Norte de África.

Otra operación muy reciente y relevante, aunque en otro sector,  la llevó a cabo  Carlos Slim Helú tras adquirir el 24.95% de Realia,  la gestora de bienes inmuebles propiedad de Bankia por la que pagó 44.5 millones de euros. 

La conexión española de Slim va in crescendo paso a pasito lo que arrancó en 2012 con La Caixa y la apropiación de 439 inmuebles por 428.2 millones de euros  se extendió a finales de 2014 a  Fomento de Construcciones y Contratas (FCC)  con la adquisición del 25.6% del capital de la empresa líder en infraestructuras tras pagar 650 millones de euros.

De colofón, en la cesta,  se llevó un equipo de fútbol que últimamente ascendió a Segunda División:  el Real Oviedo al que inyectó dos millones de euros y lo rescató de la quiebra.

EL BINOMIO MÉXICO Y ESPAÑA

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-El binomio México y España


Lazos comerciales, inversiones y turismo en los últimos años los españoles han encontrado en el capital mexicano un salvavidas que ha evitado la quiebra de varias empresas  con relevante presencia en diversos sectores de la economía ibérica.

El  anuncio es muy claro: "Empresario español busca contraparte mexicano para negocios en puerta". La mayoría presenta números rojos, una ristra de deudas pendientes de pago y aguarda con los dedos cruzados la  recuperación de la demanda interna; que la gente recupere su nivel de consumo previo a 2008.

Con este escenario no es difícil de comprender por qué se acogen a la venia del primo hermano mexicano, por qué todos buscan afanosamente un empresario azteca al que venderle desde un yate, ganadería, empresa de cualquier tamaño y hasta un equipo de fútbol.

Tampoco son  compras pormenorizadas,  el empresario mexicano -de talante conservador para invertir fuera de las fronteras naturales por su aversión al riesgo-, se lo está pensando bien y bastante mejor al momento de elegir hacia dónde apuntalar su capital.

Muchos tienen vínculos de sangre producto de ese mestizaje hispanomexicano y no falta quienes presumen de una vuelta "al nido" tras adquirir un porcentaje de acciones o todo el paquete completo.

Porque además la  peculiaridad es dejarse ver, que los demás sepan quién manda, cuestión de carácter o de idiosincracia en general; en España, en el sector de la hostelería, los meseros aseguran que "distinguen a un mexicano de los demás porque piden salsa Tabasco y  suelen dejar las mejores propinas".

En todo caso en el extranjero no les gusta pasar inadvertidos, y en España se están dejando sentir motivados por esa luna de miel en las relaciones entre México y España refrendada hace poco con la visita del rey Felipe VI y la reina Letizia a la geografía patria.

Si en la década de los noventa aconteció en México el desembarco (la reconquista se dijo) del capital ibérico en grandes sectores como el financiero aprovechando la coyuntura de la privatización y del abaratamiento de activos, en la actualidad "las gangas" están en suelo ibérico.

Desde "bienvenido Mr. Moctezuma" hasta  "el desembarco ruidoso de los mexicanos" no faltan los editoriales que van recogiendo a cuentagotas las inversiones aztecas aunque generalmente lo hacen más bien fijándose en  los movimientos de los grandes magnates; pero lo cierto es que la marea azteca también va permeando en las micro, pequeñas y medianas empresas en diversos sectores. 

En 2010, la empresa Engel & Völkers Yachting Madrid cerró la venta por 58 millones de euros del yate Clarena a Ricardo Salinas Pliego, el empresario de las telecomunicaciones se convirtió en dueño de la embarcación que alguna vez fue de Francisco Hernando, el constructor que perdió dinero y sueños tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.
A COLACIÓN
Además de operaciones individuales  hay  capital público mexicano invertido en España: en 2013 Pemex a través de su filial PMI adquirió el 51% del astillero Hijos de J.Barreras con asentamiento en Vigo que construye dos floteles para la petrolera mexicana.

Otra historia menos optimista  fue la que Pemex protagonizó con  Repsol,  en los últimos dos años  hubo una serie de roces  entre  Antonio Brufau, cabeza de la multinacional energética y el equipo tricolor de Emilio Lozoya Austin.

Al final Pemex decidió retirarse por completo del accionariado de Repsol, en  junio de 2014, vendió el 7.86% de sus acciones por un importe de 2 mil 091.5 millones de euros; y el resto que conservaba, 1.28% se desprendió de él en noviembre del mismo año. Así dio carpetazo a casi 15 años de contribución en el  capital de la petroquímica.

Hay otras aventuras con capital privado con algunos escollos como la multa de 455 millones de euros impuesta por el Ministerio de Hacienda a la mexicana Cemex tras detectar irregularidades fiscales en sus ejercicios de 2006 y 2009.

Cemex goza de una amplia presencia en el país ibérico, de hecho desde 2013, inició una serie de acuerdos con la cementera suiza Holcim para realizar un intercambio de activos.

Otra operación bajo la lupa, y no precisamente por temas fiscales,  involucra al gobierno andaluz con Grupo México, de Germán Larrea Mota Velasco. La minera mexicana habría obtenido, en licitación pública, un contrato   para gestionar la minera de Aznalcóllar ubicada en  el municipio español del mismo nombre.

El proceso está paralizado por una investigación judicial: "De hecho, entre los documentos que la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Junta ha enviado al juzgado a petición de la juez está una factura emitida por Minorbis -la filial creada por Magtel ex profeso para optar a la adjudicación de la mina- a AMC Mining Iberia S.L.U. -filial, a su vez, de Grupo México- por un importe de 1 millón 210 mil euros."

En la actualidad el proceso judicial intenta deslindar si hubo o no tráfico de influencias en la adjudicación de Aznalcóllar.


lunes, 20 de julio de 2015

SIN ALAS


POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia


-Sin alas


No cabe duda que el futuro nos alcanzó más rápido de lo que anticipamos. Al son de las añoranzas, mis recuerdos de adolescencia me remiten a dos lecturas fascinantes por la prolífica imaginación de sus autores y el derroche de creatividad: "Un mundo feliz", del británico Aldous Huxley y "De la tierra a la luna", del francés Julio Verne.

A Huxley y Verne debemos empezar a considerarlos como discípulos involuntarios de Michel  de Nôtre-Dame por su capacidad para plasmar en las letras lo que a mí de niña me parecía inalcanzable: la manipulación genética de la raza humana y la conquista del espacio a la escala que estamos atestiguándola. 

Los avances en  la ingeniería genética y la biotecnología dan cuenta de la todopoderosa ostentación de la ciencia que bien utilizada al servicio de la prosperidad y de las causas biempensantes augura bienestar para la Humanidad.

El problema es que no siempre es así, la ciencia también tiene su lado oscuro y temible, lo vemos con la energía nuclear: aunque fueron descubiertos en el siglo XIX el electrón (Thompson) y el uranio más la radioactividad (Becquerel) fue hasta el siglo XX cuando se identificó al  neutrón (Chadwick ) y los alemanes de Hitler hurgaron en la fisión nuclear en medio de una devastadora guerra mundial. 

Sin embargo,  fue el Proyecto Manhattan, con Albert Einstein,  los que lograron la bomba atómica.  Desde entonces, toda posibilidad de una guerra nuclear, permanece de forma latente dentro de la aldea global y su delgada línea roja de la paz.

Ética y ciencia son dos binomios que deberían estar siempre coaligados, indisolubles, pero como todo daría lugar a un debate sin conclusiones certeras lo que inició como el estudio del ADN se ha convertido en la raíz de la  clonación y la manipulación genética para concebir hijos de probeta. Si Huxley viviera en este siglo, ese precoz visionario.

¿Clonación sí o no? Unos argumentarían la prevalecencia de aspectos positivos para prevenir y curar enfermedades, para obtener “las refacciones” que nos vayan fallando en nuestro tránsito vital. Lo curioso es que sigamos siendo tan endebles a virus, bacterias y gérmenes. 

Qué  dirían Aristóteles, Sócrates o Platón si fueran testigos del avance de la ciencia más allá de la ética. Los investigadores anteponen el interés médico, pero creo que usted y yo, amigo lector, estaremos de acuerdo que los hallazgos científicos unos resultados se ponen al servicio de las masas y otros de forma selectiva al mejor postor. 

El ser humano es además una cobaya en constante uso de prueba y error. ¿Cuántas nuevas enfermedades actuales no derivarán precisamente de esto? Me refiero a la mala utilización industrial de agentes químicos, aditivos y conservadores que nos llevamos todos los días a la boca con los alimentos.
A COLACIÓN
Huxley escribió  una novela  basada en una población de autómatas, un rebaño sin voluntad alguna, perfectamente seleccionado de forma anti-natura. 

Una sociedad donde cada uno tenía perfectamente delineado sus capacidades productivas y creativas; de divisiones de clase y roles. Los inteligentes y los tontos; los que mandan y otros que obedecen pero en el que todos están tan felices y conformes que no hay atisbo alguno de rebelión.

El escritor británico no tenía dotes de chamán pero sí estaba rodeado de un conocimiento que le abría ventanas hacia la imaginación; sus padres fueron notables dentro del mundo de la medicina.

Además su abuelo fue el célebre biólogo británico Thomas Henry Huxley y su padre, Leonard Huxley, biólogo también, dirigió la revista Cornhill Magazine. Su madre, Julia Arnold, fue una de las primeras mujeres en estudiar en Oxford.

No es difícil preguntarse qué pasaría si la selección natural, ese proceso, al que Darwin dedicó sendos estudios dejara de ser innato y fuera artificialmente manipulable. Si eso evitaría rebeliones o insurrecciones civiles, guerras por la injusticia social o por la miseria de unos muchos y la riqueza de otros pocos.

En el año de 1932 Huxley escribió -en cuatro meses- la obra que le haría más famoso su "Brave new world" el sistema de castas preconcebido y manipulado en laboratorio.
Y lo del espacio, cómo no maravillarnos, Julio Verne se daría de bruces si viera que la New Horizons ha llegado a Plutón y que en su penúltima radiografía recaba información de la superficie helada del que alguna vez fue considerado  un planeta.

Desde 2006 salió de dicha categoría para ser calificado de "planeta enano" y entonces el Sistema Solar pasó a estar formado por únicamente ocho planetas.

Los viajes de fantasía descritos por Verne con su peculiar sabiduría y vehemencia han trazado un plan de ruta para un ser humano al que ha emulado hasta las alas de Ícaro.

Me parece que viene bien de vez en cuando atender a la mitología para encontrar el justo medio en el que las alas de la ciencia ni se mojen, ni se derritan. 

viernes, 17 de julio de 2015

Claudia Luna Palencia


LO OLVIDADO


POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia


-Lo olvidado

Hace quince años fue signada la Declaración del Milenio erigida como la proclamación  más concurrente de la posmodernidad a la que acudieron 147 jefes de Estado para estampar su firma.

Aunque de lenguas, colores, usos y costumbres diferentes, diversos matices ideológicos, metaculturales así como de divergencia política, sin lugar a nimiedades persisten desafíos comunes: aminorar la brecha de desigualdad,  abatir la pobreza, empoderar a las mujeres, favorecer políticas igualitarias entre ambos géneros; prosperar la cobertura sanitaria, universalizar la alfabetización y el acceso a la Educación Primaria.

Asimismo contiene elementos trascendentes en torno a la reducción de la huella ecológica, la armonización de la actividad del ser humano con el medio ambiente;  las prácticas productivas y económicas sustentables así como gobernabilidad y gobernanza. Y el combate, mediante la investigación científica y la medicina, a las enfermedades peligrosas y mortales para la Humanidad tales como el VIH/SIDA.

Hay una evidencia consuetudinaria al respecto de los resultados obtenidos por los esfuerzos del  Milenio: la meta que mejor se ha cumplido tiene que ver con la investigación científica del VIH que desencadena el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

De hecho, cada vez se está más cerca de encontrar una vacuna al tiempo que ha incrementado la esperanza de vida de las personas infectadas y se prueban nuevos antirretrovirales.

En lo social, es más relativo valorar el éxito de los objetivos, la ONU afirma que existen avances victoriosos a tal grado que de 7 mil millones de seres humanos que pueblan el globo terráqueo, unos 800 millones son los que a juicio del organismo internacional estarían en pobreza extrema.

No tengo los elementos para desdecir las cifras de la ONU, desconozco si hoy en día hay menos personas olvidadas de los proyectos sociales ni de tener techo bajo el que dormir, ni acceso al agua potable en India, Kenia, Niger, China o para no ir más lejos en Guerrero, Oaxaca, Chiapas o Michoacán.

Lo que si sé como analista es que hace 15 años no había el desplazamiento transfronterizo que observamos en la actualidad derivado de los conflictos civiles en buena parte de los países de Oriente Medio y África; de infecciones virales  como el ébola que son el trampolín para la movilidad; de la extensión de la violencia y la inseguridad como factores de expulsión intramigratoria así como de otros movimientos de grupos de personas por sequías y falta de granos.

La conflictividad transfronteriza es más aguda hoy en día hasta el PNUD ha advertido de razones de ayuda humanitaria, de verdadera emergencia en personas y familias que lo han abandonado todo, encontrándose atrapadas en el hacinamiento y la carencia de alimentos.
A COLACIÓN
Cada cosa a su tiempo. Los ocho objetivos asumidos en los albores del siglo XXI constituyen la piedra angular sobre de la que descansa el nuevo pacto  recientemente recogido en Adís Abeba, Etiopía bajo el marco de la  III Conferencia sobre Financiamiento para el Desarrollo.

Esta cita  no hace más que refrendar,  por otros quince años, más el interés por lograr la consecución de las intenciones hace tiempo pautadas.

"Contiene más de cien medidas concretas que abarcan todas las fuentes de financiamiento y contemplan una gran variedad de aspectos, como la ciencia y la tecnología, las innovaciones y el comercio."

De lo que se trata es de darle un giro mucho más sustentable con políticas amigables y prácticas sostenibles. Ya lo comentó en Madrid, en enero pasado, el economista Jeffrey Sachs.

Sachs subrayó entonces las tres citas relevantes e históricas: julio, septiembre y diciembre. Se espera que la de París -que cerrará el año- se convertirá en el basamento para revolucionar el marco productivo sin carbón.

Los Objetivos del Milenio ya son cuento viejo, ahora de la mano del desarrollo sostenible y del cambio climático, se pretende de aquí al 2030 que los gobiernos de todo el orbe reduzcan su huella ecológica y para ello habrá que recambiar la dependencia de los combustibles fósiles.

El cónclave de la capital etíope es el primero de tres eventos cruciales que definirán este año el futuro mundial. El siguiente será la reunión en Nueva York para la agenda del desarrollo sostenible, y el tercero la Conferencia en París  vinculante con la mitigación del cambio climático.

Por lo pronto, en la capital etíope, la confluencia radica en hacer de la cooperación internacional la perla para captar las inversiones necesarias para  construir proyectos económicos fructíferos que den empleo y proporcionen bienestar. Y algo crucial: se rescata del olvido el respeto a los derechos humanos en cualquier parte del mundo. 

miércoles, 15 de julio de 2015

LA MALA PAGA


POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia


-La mala paga



No tiene vuelta de hoja, la veracidad del documento es tal que nadie duda ni tantito que "los mexicanos son los trabajadores que más horas hacen al cabo del año de todos los países de la OCDE".

Tampoco creo que alguien pretenda refutar que asimismo "los mexicanos son los que tienen los salarios más bajos" dentro del grupo de tan selectos países miembros del organismo internacional.

No son fanfarronadas esta vez el documento ha emanado de una mesa de análisis internacional liderada por la OCDE, cuya representación y dirección  descansan en manos de un compatriota y colega: José Ángel Gurría reelecto hasta el 2021.
Lo interesante es que el misil radioactivo salió desde París para colarse en buena parte de los medios de comunicación  muchos de ellos franceses que casi empataron la noticia de las condiciones laborales de los mexicanos con la  pletórica y voluminosa (el tamaño de la comitiva es incomprensible) visita de Estado del presidente Enrique Peña Nieto a su homólogo Francois Hollande.

Tal parece que al  mandatario le siguen los malos sucesos no le sale ninguna jugada ni económica, ni política, y además hasta se le fuga "El Chapo" noticia de enorme magnitud que ya ha sido acompañada en el ámbito internacional con una alerta de parte de la Interpol. 

Es decir que Peña Nieto llegó al extranjero a querer venderle a los franceses un país en jauja, "la tierra prometida" para los negocios y el paraíso simbólico para la inversión extranjera y se ha visto rebasado por una pléyade de pésimas novedades; y menos aún han faltado las protestas de compatriotas con pancartas recordando la dignidad de  los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. 

En cuanto al informe de la OCDE "Perspectivas del Empleo" destacan varios puntos: primero, la devaluación de la calidad del trabajo en México que conlleva a  la persona a trabajar más horas para mantener un nivel de vida por lo menos similar al que tenía en la última década.

Trabajar más pero no a cambio de una mayor remuneración es una  clave significativa de lo que implica la depauperación de la calidad de vida de las personas asalariadas. En simples y llanas palabras se llama: trabajo precario.

Y qué lejos estamos de la cancha de  Alemania, Francia o Estados Unidos, por citar algunos puntos de comparación, si atendemos los números del informe encontramos que un mexicano trabaja al año casi el doble que un alemán unas 1 mil 025 horas más; respecto de un francés 926 horas más, y de un estadounidense 531 horas más. 

El comparativo promedio anual de las horas laborables de un mexicano versus de su contraparte germana desnuda dos mundos distintos donde la productividad no es necesariamente más horas-hombre oficina ni horas-hombre industria. No por mucho calentar la banca se meten más goles en un partido.

Lo más dramático es que tampoco implica devengar un mayor salario ni mejorar la capacidad adquisitiva del asalariado y  aquí nuevamente las odiosas comparaciones dejan muy mal parados a los mexicanos.

Respecto del arquetipo estadounidense, el trabajador azteca percibe de forma promedio anual 12 mil 850 dólares, casi cinco veces menos que su contraparte en la Unión Americana con un sueldo de 60 mil 779 dólares anuales de media. De un germano gana casi cuatro vece menos (44 mil 07 dólares); así como de un  francés (40 mil 917 dólares).
A COLACIÓN
Las generaciones actuales en países como México hacen más faena que  sus padres y sus abuelos para  sostener cierto nivel de vida.  Pero repito trabajar más no es sinónimo de cobrar más.

En los últimos años se ha pedido la constante revisión del salario mínimo en el país, que es de hambre, y no únicamente refiere a la necesaria unificación del mínimo en todo el país, pasa  por la exigencia de su elevación y reajuste que permita recobrar poder adquisitivo para la clase trabajadora.

Este año la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI) anunció su irrisoria actualización del mínimo: para el área B de  68.28 pesos diarios y en la A de 70.10 pesos diarios. Es de no creerlo. 

Sobran razones para entender por qué el éxodo de connacionales al traspatio en busca del sueño americano que les permita tener trabajo mejor remunerado y además, trabajar menos y tener superior poder adquisitivo. Al final es calidad de vida porque queda tiempo para la familia, el ocio  y nuevos estudios.

El TLCAN puede ser en buena medida la explicación de la mala paga de los mexicanos a la cola de la OCDE, la productividad la entendemos a través de las maquilas gente metida día y noche en fábricas con galeras enormes llenas de mercancías. Nuestra competitividad se ha basado en una política de abaratamiento de costos, devaluar el precio de la mano de obra. Las consecuencias sociales son visibles.



lunes, 13 de julio de 2015

LA AGONÍA HELENA


POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-La agonía helena


Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia, padece estrés postraumático plebiscitorio ha llegado al punto más álgido  de una situación que se agota demasiado pronto junto con la paciencia de los helenos y las arcas de la economía.

Justo este mes se cumplirá medio año de negociaciones entre Grecia y sus acreedores, toda una historia de desencuentros con áridas discusiones en torno al último  tramo de auxilio financiero para la economía griega.

El marco empeoró en las últimas semanas cuando  Tsipras decidió convocar -el 5 de julio-  un referéndum para preguntar a la ciudadanía helena si aceptaba  las medidas de ajuste y reestructura que los socios les imponían para seguir financiándoles.

El político decidió entonces desenvainar la espada, acorazarse con sus compatriotas y envalentonarse para malherir a la Medusa de las tres cabezas y cuando creyó tenerla entre sus manos para cercenarla, finalmente vuelve a rendirse a sus pies. 

La petición por un tercer rescate ya es formal: el viernes pasado llegó al Europarlamento la proposición de ajuste y reestructura de parte del gobierno griego que es una especie de calca del original elaborado por los acreedores.

Pero las condiciones en las que acontece no pueden ser más antipáticas, el primer ministro se creyó Aquiles, desafió al gobierno del Europarlamento, al Tratado de Lisboa, las cláusulas del club y dejó correr la bola de nieve como si el problema de la economía helena no fuera de él. Menuda equivocación.

Muy a pesar del corralito financiero impuesto hace más de  diez días, de la restricción para retirar únicamente 60 euros diarios de los cajeros automáticos; de las farmacias sin medicamentos y de los servicios públicos que colapsan. 

En los últimos días los mercados financieros han tenido vaivenes, las reuniones de emergencia y extraordinarias en el Europarlamento  suceden unas tras otras.  Tsipras dilapidó oportunidades y a cambio ha sembrado dudas y desconfianza por su arrogante miopía.

La Troika formada por el Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Económica y el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha recibido una violenta sacudida a su autoridad: la negativa como un grito catártico emanado del pueblo heleno para decir "no" a más recortes. 

Las banderas del oxi  (significa no) se impusieron en las papeletas en el referéndum emplazado por Tsipras y cuyo edicto obtuvo el respaldo del  61.3% de la ciudadanía.

Ha sido el batacazo más significativo desde que la UE existe y un cisma para el novel club del euro que vio cristalizar sus esfuerzos el 1 de enero de 1999 y circuló  -con acierto- la moneda  a partir de 2002. Sin duda será un parteaguas.

Si bien Grecia significa el 2% del PIB de la eurozona, no es una economía cuyo impacto comercial, financiero o bancario desestabilizaría hasta la ruina al resto de los países de la eurozona; en cambio goza de una ubicación geopolítica y geoestratégica a la que deberá ponerse significativa atención.

No obstante, en la globalización no hay enemigo débil, las grandes casas de análisis cifran en 400  mil millones de euros la salida de Grecia del euro, de acuerdo con un estudio de Bankinter.

El reloj del sistema financiero no perdona ningún segundo despilfarrado y el primer ministro griego se lo dio uno a uno a los especuladores. De última hora y sorpresivamente coloca nuevamente el balón en el  terreno de los líderes de la eurozona justo cuando difunden que cuentan con un Plan B. 
A COLACIÓN
En el estire y afloja, la cuerda se rompió. El marco de la discordia se basa en llevar a cabo reformas en el sistema de pensiones y jubilaciones (hay gente jubilada con 50 años de edad que recibe una paga mensual de 480 euros del gobierno); eliminar los subsidios agrícolas y reajustar el precio de los carburantes en el sector primario de la producción; incrementar el IVA escalonado respetando los renglones del 23% para restaurantes y catering, 13% para alimentos básicos, energía, hoteles y agua; IVA superreducido al 6% en medicamentos, libros y espectáculos.

Fundamentalmente IVA, reforma en las pensiones y jubilaciones, persecución en el mercado negro, eliminación de subsidios así como recorte en gastos de defensa son los temas que separan de forma equidistante a griegos del resto de europeos. 

Es forma, fondo y tiempo. Llegados a este punto resta empezar de cero, para una economía que en seis meses  ha vuelto atrás todas las proyecciones de mejoría. Según datos de la Oficina Europea de Estadística (Euroestat) el año pasado el PIB heleno logró crecer 0.8% lo que derivaba en una buena noticia luego de seis años de recesión.

Se ha tirado por la borda la senda de la recuperación, con austeridad y crecimiento. Ahora cunde la desesperación...

viernes, 10 de julio de 2015

STOP DESAHUCIOS

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Stop desahucios

Hay inviernos duros que marcan la existencia. Lo sabrán bien miles de  personas en España que se han quedado sin vivienda, sin importar siquiera las condiciones climáticas, ni tener bajo su responsabilidad a  niños menores de edad.

El huracán de la crisis económica, su lado más deshumanizado, ha dejado una pista urbana con víctimas visibles: gente endeudada incapaz de hacer frente  a los pagos ante la noticia de haber perdido el empleo, que de repente se ve viviendo de forma austera e inclusive en la calle.

A Jorge, Yolanda y sus tres  pequeños hijos -el menor tiene un año de edad- la vida les dio un vuelco dantesco aquella  mañana que fueron expulsados de su vivienda  tras agotar, largos dos años, todas las posibilidades legales y de mediación municipal con el Kutxabank. 

No es una serie de ficción, simplemente los echaron a  pesar de la resistencia civil de un grupo de personas congregadas en la calle Diamante del madrileño barrio de Usera. Los activistas se apostaron en el portal tratando de evitar a toda costa el desalojo final.

No hay cifras oficiales de cuanta gente como Jorge y Yolanda han perdido su vivienda en los últimos años de la magna crisis económica española, algunos datos extraoficiales ubican  30 mil 034 desahucios consumados en el año 2012.

Aunque el Instituto Nacional de Estadística (INE) recientemente actualizó el número de vivienda vacías en territorio español: 3.44 millones de un universo de 25.2 millones de viviendas. 

Que el 13.7% del parqué inmobiliario habitacional se encuentre sin moradores abre un abanico de especulaciones porque de haber sido construido en la última década casi coincidiendo con la burbuja inmobiliaria y su posterior pinchazo, habría entonces un porcentaje de pisos que no lograron venderse, y otros desocupados a fuerza de desalojos legales.
A COLACIÓN
La palabra desahucio ha perseguido en los últimos años ha muchas familias españolas y también de inmigrantes; extranjeros que se creyeron el sueño de prosperidad ibérico, de las facilidades para ser cliente bancario y por supuesto recibir créditos como si fueran naipes de una misma baraja. Nada más que nunca vieron el truco.

Desde el año 2000 se fue gestando el caldo de cultivo para creer que la bonanza sería sempiterna había un contagio de felicidad que motivó a la gente a ser propietarios más que huéspedes. 

Además los bancos lo ponían muy fácil, tanto a españoles como a inmigrantes, es más los propios ejecutivos de cuenta siempre cercanos para conocer a su cliente  y sus necesidades potenciales, explicaban afanosamente las ventajas de contratar un crédito hipotecario, de ser propietario "en vez de tirar el dinero por el váter". Les daban alas.

En todos los sitios los requerimientos eran los mismos: la fidelidad absoluta del cliente para con la institución de crédito que pasaba por abrir una cuenta bancaria, domiciliar la nómina, todos los recibos de gas, agua, luz, teléfono; poner el fondo de pensiones  y contar con un aval. 

Cumpliendo con los baremos había que elegir la vivienda y el tasador del banco hacía lo demás, corrían los trámites y una vez entregados todos los papeles, comenzaba así el sueño de contar con un patrimonio aunque para ello se hipotecara el cliente por 25, 30 o 40 años.

Nadie leía las cláusulas pequeñas, afirma Mar Rodríguez, de  la Plataforma Afectados por la Hipoteca de Getafe (PAH) una de las microorganizaciones ciudadanas que han proliferado por toda España para evitar los desahucios y buscar sobre todo la renegociación de la situación de las personas que han dejado de pagar su hipoteca.

Eran tiempos de baile de cifras, alegría en el cuerpo y sueños de algodón de azúcar todo era posible, tanto como tener una hipoteca, un crédito automotriz, varias tarjetas de crédito; mucho consumo realizado en cómodas mensualidades y hasta viajes apalancados.

Hubo quienes fueron más avezados viendo las facilidades bancarias adquirieron una hipoteca para luego obtener una segunda, lo hacían alquilando la primera y dejando que con la renta sufragada por el inquilino se amortizara mensualmente esa deuda. 

Hay otros que  solicitaron una segunda hipoteca para comprar un piso en la playa o en la montaña, lo hacían de común acuerdo con la pareja, entonces si ella trabajaba, tocaba que aportara su avalista y nómina para hipotecarse por el piso en la zona de ocio.

Nadie vio las consecuencias se creyó entonces que el boyante panorama económico en la España de la democracia no tendría fin, pero hizo ¡cataplum!.

 En 2006, un informe trimestral de la Comisión Europea alertó del  endeudamiento de las familias en varios países europeos, subrayó la necesidad de que los bancos revisaran su comportamiento para conceder hipotecas, con niveles de consumo elevado y  familias sobreexpuestas  a alteraciones en los patrones de ingreso.