Página de contenido económico

viernes, 3 de agosto de 2012

EL REACOMODO BANCARIO ESPAÑOL


         POR LA ESPIRAL
                            CLAUDIA LUNA PALENCIA


-El reacomodo bancario español


Los problemas financieros en el sistema bancario español incluido el proceso de consolidación en las cajas de ahorro y el rescate por hasta 100 mil millones de euros recién aprobado por la Comisión Europea, provocan sendos reacomodos en las posiciones en América Latina.
No podía ser de otra manera sobre todo cuando seis de cada diez euros de ganancias en la banca española provienen de sus inversiones en las economías latinoamericanas, cuando la privatización privilegió la extranjerización de casi todo, hasta parte del sistema de pagos.
La región fue testigo de la expansión y predominio del capital ibérico en lo que no dudó en catalogarse como “la reconquista” con una fuerte presencia en prácticamente todos los sectores, fundamentalmente bancario.
Valga subrayar que gracias a la diversificación de las posiciones de las inversiones españolas fuera de sus fronteras naturales,  se ha logrado sortear el vendaval económico.
De verdad podría ser peor,  sin embargo, América Latina hace la función de ese riñón imprescindible cuando falla el otro bombeando todo lo que puede, sirviendo para limpiar el balance, fluyendo los recursos en forma de ganancias y contribuyendo a dar cierta calma dentro de la incertidumbre porque mientras funcione el negocio en la región habrá forma de dar los pasos para salir adelante.
Aunado con el esquema de recapitalización, aprobado este miércoles 25 de julio, con un plan de ayuda de hasta 100 mil millones de euros para reforzar a las entidades financieras con problemas.
Finalmente es una luz para salir de una oscuridad en la que depositantes han dejado de confiar en la mayor parte de las instituciones de crédito, sobre todo después del rescate de Bankia; y con una  Bolsa de Madrid en  mínimos arrastrada por las ventas de títulos relacionados con bancos.
Tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) como la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) franquean al Santander al colocarlo como un banco sistémico “demasiado grande para dejarlo quebrar” para tratar de calmar al volumen de clientes.

A COLACIÓN

         Era de esperarse que, si los bancos españoles no obtienen oxígeno financiero del mercado bursátil, tampoco del mercado de capitales, aumentan  los problemas de morosidad y  pagan más caro los euros que necesitan, recurrieran entonces a vender diversas posiciones en América Latina y realizar diversos cambios.
         Por ejemplo, el Banco Santander vendió su negocio en Colombia al grupo chileno CorpBanca por 983 millones de euros y prepara  la publicación de sus resultados financieros correspondiente al primer semestre del año anticipando que reportará un beneficio que rondará los 2 mil 926 millones de euros.
         Ha sido muy coincidente que la Comisión Europea eligiera casi de forma simultánea la aprobación de la capitalización española cuando precisamente el Santander emitirá su informe financiero.
         Por su parte, el BBVA de Francisco González, vendió su filial en Puerto Rico por 400 millones de euros a la empresa Oriental Financial Group y ha colgado el cártel para desprenderse de toda su área de pensiones en América Latina (por supuesto México) y espera embolsarse a finales de 2012 entre 3 mil y 4 mil millones de euros de concretarse su salida definitiva del negocio de pensiones.
         Y así en movimientos que son de ajedrez, bien calculados, para tratar de salir avante de la situación lo más pronto posible, BBVA logró la aprobación de Bruselas para absorber a Unnimn Banc, la antigua caja catalana.
         Dentro del reacomodo de sus posiciones administrativas y gerenciales, todos los bancos apuntan hacia la austeridad, cerrar  las sucursales que sean necesarias, reubicar oficinas, reducir  personal y captar más clientes vendiéndoles más productos.
         Para América Latina, BBVA nombró nuevo presidente de su grupo en Chile al elegir a Manuel Olivares Rossetti dado que creó una nueva división de banca minorista  en la que ubicó a Ignacio Lacasta.
         En México, BBVA Bancomer experimenta cambios: Ignacio Deschamps, máximo ejecutivo del grupo en México dejará su sitio a Vicente Rodero, como director General y Luis Robles Miaja será presidente del Consejo de Administración del grupo en México; a partir del próximo mes de octubre.
         Son movimientos relevantes sobre todo porque Deschamps será el tercer ejecutivo de más peso dentro del grupo; el directivo mexicano  tendrá a escala global la responsabilidad de la Banca Retail, el negocio minorista que BBVA quiere relanzar.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com




REPLANTEAR EL CONSUMO



         POR LA ESPIRAL
                            CLAUDIA LUNA PALENCIA


-Replantear el consumo



En el mundo hay millones de familias ahogadas por altísimos niveles de endeudamiento adquiridos por llevar un tren de vida que no pueden pagar con su ingreso pero que recurren al crédito para formar parte de una sociedad consumista dispuesta a sobrepasar los límites.
Hace poco en una cena escuché a la esposa de un corresponsal de televisión señalar que soñaba con que, algún día, su marido tendría en su billetera una famosa tarjeta de color negro diseñada para grandes empresarios y en la que no existe tope de gastos. “Es como tener el mundo a tu alcance, no frenarte por pensar que hay algo que no puedas comprar”.
En mi interior pensé en esos grandes errores cometidos por los  asalariados que sueñan en ser, imitar y convertirse en la otra clase de los propietarios de medios de producción o de grandes fortunas que incluso suelen ser más cuidadosos y austeros (sobre todo tacaños) en su forma de gastar.
Entonces recordé que los asalariados solemos dibujarnos un mundo de bienestar ficticio, una burbuja que explota ante el asomo de una crisis económica (dejando a personas y familias en una situación vulnerable) y es  cuando reflexionamos que sin el salario de cada quincena no habrá forma de cubrir la hipoteca, el crédito automotriz ni siquiera para el mínimo de las tarjetas de crédito.
De seguir con estos patrones de consumo y de conducta, nunca estaremos lo suficientemente preparados para hacer frente a las caídas del ciclo económico. Simplemente analicemos el materialismo a nuestro alrededor: nos dicen que somos lo que poseemos, el clásico tanto tienes tanto vales; décadas tras década el ser humano vive con el estrés de pagar la hipoteca porque se trata, del patrimonio de los hijos –cuando los hay.
Los parámetros de una supuesta realización económica llevan mucho tiempo trastocados y las generaciones más jóvenes corren el mismo riesgo que sus padres de continuar con el mismo patrón de consumo.
         Por eso es que ayudar a estas nuevas generaciones a liberarse del comportamiento económico de masas tiene mucho que ver con la educación y orientación que los padres transmitan a sus hijos, sobre todo porque los niños de entre 8 a 11 años de edad tienen padres que han pasado por lo menos, más de dos crisis económicas.
El conocimiento implica una transmisión generacional por ende, hay argumentos de base que pueden enseñarse como una advertencia para  evitar futuros errores, uno esencial: el crédito jamás será una extensión del ingreso y que el ahorro es la clave de la inversión y el camino para ser autónomos.
En un reciente editorial en España leí que esta crisis económica nos llevará a recuperar los principios básicos, a disfrutar nuevamente de las cosas más sencillas y olvidarnos de la obsesión por poseer.
Y es que, aún cuando organismos internacionales pronostiquen recuperaciones en el PIB de la mayoría de los países afectados,  lo cierto es que ningún gurú se atreve a decirle a una familia que todo lo que  perdió –comenzando por su empleo-, le será resarcido en el corto plazo.
En buena parte del mundo hay una destrucción de capital, social y moral y la recuperación será muy lenta. Por ejemplo, en México, el golpe de 1995 (-6.2% PIB)  y 2009 (-6.5% PIB) sigue lastrando la calidad de vida de los mexicanos de forma cuantitativa y cualitativa. No nos hemos recuperado.
         Por tanto, nos queda seguir ajustándonos,  repensar una decisión de consumo y no sucumbir ante las tentaciones de temporada;  aprender a elegir,  tomar la opción correcta y valorar la importancia de la administración del presupuesto personal y/o familiar.  Llevar un patrón mensual de gastos ayuda para equilibrarlos ante el ingreso.
Estoy segura que cuando, usted amigo lector, aprenda a controlar su “yo consumista” y elija adquirir un bien tras un proceso de razonamiento en el que destacó las ventajas sobre de las desventajas, irá aprendiendo a ser un mejor ser económico dominando su “yo superfluo”.
De lo que se trata es hacer rendir el dinero, también recuperar los lazos afectivos por encima de los materiales; sentirse realizado no por el coche de marca o del año,  sino porque el trabajo proporciona muchas satisfacciones y la  vida en general brinda   recompensas cotidianas.
Esta larga crisis deberá llevarnos a replantear nuestra posición como consumidores, el comportamiento como seres económicos, la verdadera razón que nos hace humanos capaces de disfrutar sin necesidad de sacar la billetera o la tarjeta de crédito o regresar a casa con una docena de bolsas de la compra. Por que todavía las sonrisas son gratuitas.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com