Página de contenido económico

jueves, 19 de julio de 2012

LA CORONA Y CORONITA BELGAS


    POR LA ESPIRAL
            CLAUDIA LUNA PALENCIA


-La Corona y coronita belgas



Si bien en 1922 Cervecería Modelo inició operaciones de manera incipiente, fue hasta el 25 de octubre de 1925, en la era del presidente Plutarco Elías Calles que nació Cervecería Modelo S.A con accionistas navarros cuyos herederos (casi cien años después) decidieron vender toda la empresa a un reconocido grupo cervecero europeo.
La de Modelo ha sido una historia digna de un libro como el recopilado por Valentín Diez Morodo  en “Corona, la cerveza mexicana que conquistó al mundo” presentado en Madrid por el propio autor quien además es  presidente del Consejo Empresarial Hispano Mexicano.
No cabe duda que fue una especie de corolario a muchos años de  remontar desafíos y acumular éxitos, porque el libro de Diez Morodo también presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce) y vicepresidente del Grupo Modelo sirve para decir adiós a esa clase de raigambre que no logra sobrevivir a la globalización ni a las absorciones internacionales.
Es una lástima que “nuestra Corona” tras décadas de luchar por una posición destacada en el gusto del consumidor nacional y en la preferencia del consumidor internacional  pase a formar parte de los belgas dueños de  la Stella Artois “la crema de la crema de las cervezas”.
Después de tantos años de publicidad, mercadotecnia bien perfilada, remar contra las críticas y descalificaciones por cuestiones del sabor, color o consistencia e inclusive ubicarla por debajo de las grandes como Budweiser, resulta que ya no es más orgullosamente mexicana.
Tiene un punto de inverosímil por el esfuerzo y lo cercano al primer centenario de su fundación; quizá sea resultado del cansancio de sus accionistas y sus expectativas de futuro.
Sobre todo porque Corona es, en la actualidad, una de las cervezas más buscadas, vendidas y posicionadas  en el ámbito global. Le ha favorecido el cambio de gustos y tendencias.
Su presencia es significativa en casi todos los rincones del mundo en las cartas de bebidas de bares  y restaurantes no únicamente de hoteles. En Estados Unidos beberse una Corona es de lo más familiar acompañada con sal y limón.
En Europa goza igualmente de una buena cuota de mercado; en España, por cuestión de la Monarquía, la cerveza se vende como “coronita” y está a la mano en todos los supermercados grandes o pequeños, tiendas de conveniencia y restaurantes.
Todo el mundo conoce que “Corona” o “Coronita” son cervezas que representan el espíritu mexicano con ese saber hacer que nos distingue y una calidad que  nadie pone en tela de duda.
Por eso el interés de Anheuser-Busch InBev de pasar del conflicto a la negociación de compra para beneficio del primer productor mundial de cerveza, el líder que entiende lo que quiere el mercado duro de los bebedores europeos.
Así que situar la Corona junto a la Stella Artois es todo un honor, porque si de algo saben los belgas es de cervezas y para quienes hemos probado la Stella entendemos que no cualquiera pasa a formar parte del selecto grupo premium mundial.
Yo confieso que aún así no dejo de sentir tristeza, me enorgullecía verla servida en una mesa en Israel,  Islandia o Groenlandia.
    No cabe duda que para los accionistas mexicanos fue todo un negocio: de 16 mil millones de dólares lograron que Anheuser-Busch InBev aceptara un valor superior por 20 mil 100 millones de dólares para beneplácito de  Antonino Fernández Rodríguez, Carlos Fernández González, María Asunción Aramburuzabala Larregui, Pablo González Díez y Valentín Díez Morodo; entre otros accionistas.
    Aunque Grupo Modelo ya es belga, todo apunta a que, por el momento  quedará como hasta ahora con la producción, instalaciones, trabajadores y presencia global.
A COLACIÓN
    Mientras los mexicanos nos concentrábamos en la cercanía del proceso electoral del 1 de julio, la venta privada de Grupo Modelo era cerrada como una forma de anticiparse al escenario de los próximos años porque muchos de los accionistas  (ahora ex) están mudándose para Estados Unidos o en definitiva permanecerán en Europa.
    Prácticamente los empresarios mexicanos otrora dedicados con todo empeño al sector cervecero nacional han ido desapareciendo; sus motivaciones son otras y por supuesto el rumbo de sus intereses  simplemente recordemos el caso de Femsa y Heineken.
    En verdad hay lugares en el país donde se aprecia esa pérdida de interés, por ejemplo, Yucatán allí es cada vez más difícil encontrar una Montejo, -la cerveza local-, camino de convertirse en fantasma para las futuras generaciones.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com


jueves, 12 de julio de 2012

LA CAJA DE PANDORA DESPUÉS DEL 1 DE JULIO



         POR LA ESPIRAL
                            CLAUDIA LUNA PALENCIA


-La caja de Pandora después del 1 de julio


         El día después del 1 de julio anticipaba dificultades para  Enrique Peña Nieto, candidato para la Presidencia por el PRI y virtual ganador del proceso. La sombra de Andrés Manuel López Obrador, representante de la izquierda, retoma la práctica del recuento del voto por voto.
También renace en el ambiente la amenaza de anular la elección, es como si el domingo pasado el país hubiera retrocedido al escenario de 2006.
Aunque es verdad, López Obrador demuestra mayor  experiencia,  en los últimos seis años dedicó su tiempo como “presidente legítimo” a recorrer minuciosamente todo el México profundo.
Él visitó a los más pobres entre los pobres, los que afirma son en lo rural la base fuerte de su movimiento social, mientras en las ciudades están los comités y en las redes sociales ninguno de los candidatos logró mayor presencia.
         Desde allí está configurada la resistencia, tanto Facebook como Twitter, anuncian el respaldo de Morena y el activismo del  #yosoy132, ambos listos para apoyar cualquier decisión de López Obrador.
         En mi Facebook un militante de Morena me contactó desde La Habana para preguntarme si también quería sumarme a las posibles acciones de presencia en las calles, boicot a las televisoras y a  los productos de las principales empresas nacionales.
         Hasta la gente de Anonymous perfilan como justicieros de la red listos para hackear a quien no respalde la impugnación lopezobradorista.
         Es como si todas las piezas del puzzle estuvieran dispuestas a encajar en una elección cuyo resultado a favor del PRI podría esconder un acuerdo soterrado entre el PAN y López Obrador para reventar el escenario postelectoral.
         Todo apunta a superar lo vivido en 2006, México podría agotar las últimas horas para ver a su presidente electo tomar el testigo de poder lo que retrasaría  la puesta en marcha de una serie de decisiones planificadas desde la campaña.
Lo más lamentable es el daño que se provoca a un país urgido de reformas, cambios y primordialmente tranquilidad, paz y seguridad.
         Hablando netamente en pesos y datos cuantitativos, la situación económica del país no está para dilapidar más tiempo en conflictos postelectorales.
         A finales de 2010, el PIB per cápita de Brasil fue de 10 mil 814 dólares mientras que el de México ubicó en 9 mil 265 dólares. El país más populoso de América Latina está desbancando a  México en diversos renglones económicos, sociales y a favor del desarrollo en la región.
         Hasta Chile, Perú, Costa Rica o Panamá figuran mejor posicionados en las mesas de inversión de corredurías europeas y asiáticas.
Simplemente algo dejó de pasar en la economía mexicana, la bruma de la inercia de los últimos doce años de administración panista sirvió para cambiar la  metodología aplicada por el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) para la elaboración de estadísticas fundamentales acerca del empleo y desempleo.
Por no obviar que actualmente es este organismo y no el Banco de México el encargado de medir la inflación y que la Secretaría de Desarrollo Social (cuando Josefina Vázquez Mota era su titular) reformuló a la pobreza en diversos segmentos.
Total que ha sido una alteración constante de las estadísticas dificultando con ello los parámetros de comparación con series de datos en el tiempo. Para quién quiera saber la verdad socioeconómica del mexicano será poco probable hacerlo con las cifras oficiales.
A COLACIÓN
         Como termómetro de la situación, los mercados financieros son siempre una expresión de la que se avecina.  El comportamiento del tipo de cambio de peso respecto al dólar ha sido siempre un referente acerca de las presiones internas y externas, y sobre todo, del grado de fiabilidad del mexicano hacia su moneda.
         Durante  buena parte del año el dólar escaló hasta los 14 pesos por unidad y eso que la crisis está concentrada en la Unión Europea y Monetaria.
         Ni Hacienda, ni Economía, han explicado que buena parte de la dosis de presión en la moneda nacional deriva primeramente del año electoral y la necesidad de muchas empresas con presencia internacional por cubrir sus operaciones de manera anticipada.
         No cabe duda que en los últimos años, lo político de un proceso electoral para elegir presidente es un factor relevante de peso preponderante en el tipo de cambio.
         Habrá que poner mucha atención al desempeño de la  Bolsa Mexicana de Valores (BMV)         de confirmarse las intenciones de agravar una crisis postelectoral por parte de López Obrador.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com