Página de contenido económico

martes, 27 de marzo de 2012

CHINA, EL OMBLIGO DEL MUNDO


                           POR LA ESPIRAL
                            CLAUDIA LUNA PALENCIA


-China, el ombligo del mundo




          Marco Polo narró las grandezas de tierras orientales en “El libro de las maravillas”, la fascinación del comerciante veneciano en tiempos tan remotos como el año 1271 fue motivo suficiente para dedicar  24 años de su vida a descubrir los territorios del Khan.

         Desde entonces,  lo que actualmente se llama China, estaba llamada para la grandeza en parte por lograr una hegemonía en el comercio global sin parangón colocando miles de millones de productos en todas las estanterías con el clásico “made in China”.
         Los consumidores del mundo le compramos a China financiando así su crecimiento y expansión bajo ese peculiar modo de producción y de hacer política.
         Al tiempo que un tanto ajenos a las presiones desde Washington para democratizar el esquema de partidos, mejorar los derechos humanos y los señalamientos de Occidente contra la pena de muerte en el país asiático, largas filas de chinos burgueses y de una clase media en expansión compran los gadgets más inn, saturan las tiendas de Louis Vuitton, Chanel, Burberry,  Prada y otras marcas de lujo.
         No cabe duda, el siglo XXI será chino y aunque Marco Polo lo supo hace cientos de años atrás, hasta hoy en día las empresas buscan el perfil de empleados con conocimiento de la cultura china, los colegios privados además del inglés y francés, imparten clases de chino desde Primaria.
         También cada vez más gente viaja a descubrir al gigante asiático por motivos de trabajo, negocios y hasta por placer.
         De acuerdo a la Organización Mundial del Turismo (OMT), China desplazó a España  por número de llegadas internacionales al cuarto sitio con 57 millones de turistas internacionales.
         Muchos viajeros atraídos por el imán de la cultura oriental más tradicional y la mezcla con los rascacielos y las novedades de la tecnología vuelan largas horas de avión poniendo a China en la mesa de todas las preferencias. Resulta verdaderamente increíble porque  hace menos de quince años el panorama era distinto.

A COLACIÓN

         Todos quieren hacer negocios con China y es que sus cifras económicas son inmejorables: un PIB de 9.2% en 2011 y una perspectiva de crecimiento sostenible (de acuerdo con su plan quinquenal) que, en el peor de los casos, rondará entre el 7% al 7.5% y  que, continuará detonando a 33 sectores básicos de su economía.
         La nueva ruta de la seda atrae a los modernos marco polo, hasta países de la Unión Europea (UE) observan a China como una tabla de salvación para su crisis debido a las inversiones chinas en la región y a la posibilidad de expandir a multinacionales europeas en una economía con una clase media en extensión.
         En España, micros, pequeños y medianos empresarios, temerosos por la duración de la crisis y la caída en el consumo  se acercan más a la Oficina Comercial Española en busca de asesoría para conocer las dificultades reales de abrir una empresa en China o bien iniciarse en el camino de la exportación.
         El BBVA, BSCH y Telefónica son pioneros en tierras de Mao de una larga cadena de empresas interesadas por entrar.
         Y mientras España parece perdonarle a los chinos (que todo lo copian) que imiten su jamón serrano, Ángela Merkel, canciller alemana, intenta convencer a la cúpula asiática de que, a pesar de la crisis, es seguro invertir en la UE y necesitan facilidades para las empresas europeas porque si bien Mercedes Benz está llegando al chino de alto poder adquisitivo hay más empresas germanas listas para hacer negocio.
         ¿Y América Latina? Dentro de este caleidoscopio, Chile ha sido el país más inteligente dado que ha sabido entender bien el protocolo y la cultura China.
         Si bien desde 2006 existe un Tratado de Libre Comercio Chile-China, no fue sino hasta dos años después que logró una ampliación del acuerdo y gracias a ello los chilenos exportan más de 11 mil millones de dólares y cada año van en tendencia de duplicar sus ventas al país asiático.
         En el caso de México, no logra todavía catapultar las relaciones bilaterales, si bien hay exportaciones de productos mexicanos por un valor de 13 mil millones de dólares, a pesar del tamaño de uno y otro país y de las oportunidades que representan, el país azteca mantiene un bajo perfil para todo lo que puede de forma potencial proporcionar al comercio con China.
         Si con todos los lazos que unen a México y China no se aprovecha el poder de expansión pronosticado y se imita la visión de empresas como Maseca, también México perderá sitio en una de las economías llamadas a desplazar no únicamente a Japón sino también a Estados Unidos. Y no falta mucho.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com


        




lunes, 19 de marzo de 2012

SLIM Y ORA.TV



                           POR LA ESPIRAL
                            CLAUDIA LUNA PALENCIA



-Slim y Ora.TV



         Dicen que “dinero llama dinero”, para el caso de Carlos Slim Helú, nada podría ser más certero para multiplicar su fortuna en tiempos de transición política, crisis económica en México o desaceleración de la economía global.
         El mexicano más rico (y también poderoso) del planeta factura miles de millones de dólares de una forma caudalosa con un despegue trepidante desde 2001.
         ¿Cuál es la fórmula? Slim Helú ha demostrado con sapiencia y buen tino para las inversiones que la transición política en México (cuando muchos se preocuparon por las consecuencias de la caída del PRI) no debía asustar y nadie mejor que él ha sabido sacarle partido: precisamente durante los dos sexenios de gobiernos panistas,  Slim escaló posiciones entre los multimillonarios del mundo.
         Si al concluir el siglo XX, el ingeniero apenas figuraba en la lista Forbes y diversos columnistas en México cuestionaban el origen de su enriquecimiento ligado con el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, unos pocos años después una vez superado el colapso del 11-s y la crisis económica desatada, en 2004 llegó el anuncio más inusitado: el mexicano Carlos Slim Helú figuraba como el cuarto hombre más rico del mundo.
         ¡Vaya manera de hacer dinero! Ese año, Forbes reportó que la riqueza del dueño de Telmex creció 70% al pasar de 13 mil 900 millones de dólares hasta 23 mil 800 millones de dólares.
         En ese momento él estaba detrás de Bill Gates (46 mil 500 millones de dólares) y Warren Buffet (44 mil millones de dólares); y el hindú, Lakashmi Mitta (25 mil millones de dólares).


         Que un mexicano de origen libanés destacara entre los boyantes del mundo despertó –como  lo sigue haciendo-, recelo en un país con recurrentes  crisis económicas  en cada década desde que inició la maldición de las devaluaciones, fugas de dinero, desequilibrios  de la balanza de pagos a  mediados de 1970.
         Un multimillonario mexicano que cada vez se hace más rico en un país donde cada vez hay más pobres, resulta  paradójico; millones de personas quisiéramos nos compartiera su “pócima mágica”, su sentido del olfato para hacer negocio, su know how y saber estar en el momento preciso.
         Y con esa personalidad enigmática que desata admiración y envidia al mismo tiempo, su fortuna agiganta y no únicamente demuestra que es inmune a las transiciones políticas, al presidente cuestionado y al presidente legítimo igualmente es valiente al seguir en México y no huir a pesar de la narcoviolencia como muchos otros empresarios para buscar un resguardo detrás de las fronteras.
         Además resiste los embates de la crisis global, trata de maximizar las ganancias y minimizar el costo de las pérdidas, aguantar la cresta de la ola como sucedió en 2000 a 2003; 2008 y 2009; y la del año pasado que le hizo perder 5 mil millones de dólares.
         Hay que tener tipo para aguantar el varapalo atento  de lo que se fragua en la mar de la globalización, aún así, Forbes lo vindicó como el más rico del mundo el año pasado con 74 mil millones de dólares y lo volvió a reivindicar como tal  para 2012 con 69 mil millones de dólares.
         Ni William Gates, el magnate estadounidense, ha sabido rentabilizar tanto su fortuna obtenida gracias a Microsoft y es que, Slim Helú pasó de tener 13 mil 900 millones de dólares en 2003 a 74 mil millones de dólares en 2011, un crecimiento de 432.37% en su fortuna en tan sólo 8 años.

A COLACIÓN

         ¿Cómo es qué mientras millones sufren y se empobrecen un puñado son más ricos? Preguntémosle a Slim a ver si uno de sus secretitos nos funciona.
         Precisamente este año el ingeniero gran amigo de Larry King apostó por él para lanzar con fuerza Ora.TV, nada más que un nuevo canal de televisión por Internet, cuya sede será Nueva York y estará financiada por América Móvil.
         Ora.TV saldrá este año dirigida por Jon Housman, ex presidente de la unidad de periodismo digital de News Corporation.
         Esta medio de comunicación contará con contenidos propios  para ser descargados en streaming, en televisores con accesos a la red, ordenadores, tabletas y teléfonos móviles.
         Slim Helú, aunque a sus 72 años, dice que ya delegó todo en sus hijos, sigue siendo el eje de los negocios y apunta con visión de lince hacia sectores que sabe bien,  tarde o temprano, serán imán de grandes consumidores. Y todo sucede con crisis o sin ésta.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com








CUOTAS DE IGUALDAD


     
                           POR LA ESPIRAL
                            CLAUDIA LUNA PALENCIA



-Cuotas de igualdad


En pleno siglo XXI abrirse paso en el mundo financiero y  la esfera política  sigue siendo noticia primordialmente por el escaso avance del género femenino.
En la retórica oficial se habla de “ellas” y “ellos”; “compañeras” y “compañeros”; “ciudadanas” y “ciudadanos”. En las cifras, la realidad desdibuja duras condiciones para la mujer respecto del varón en términos de igualdad, competencia, reparto de obligaciones en el hogar, diferencia de sueldos y salarios; así como de acceso a puestos de poder tanto en la iniciativa privada como en el sector público.
En el último decenio del siglo pasado, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) puso en la mesa del debate regional un término de fuerte pronunciación y con  calado social: empoderamiento.
Si bien el empoderamiento buscó en los ochenta traspasar las bases del feminismo, no fue sino hasta después del último tramo del siglo pasado que extendió su relevancia, para, por ejemplo, incorporarse en  diversos programas sociales y darle entonces a la mujer la estafeta de recibir la ayuda social a cambio de sacar avante a su familia.
Debido  a ello la baza fundamental de programas como Oportunidades (antes Progresa y  mucho más atrás Pronasol) es la de otorgar el subsidio de forma directa a la mujer -ama de casa y madre-, porque entonces  obtiene mayor probabilidad que el dinero sirva para alimentación y los niños acudan a escolarizarse.
Por supuesto existen casos de éxito gracias a darle a la mujer mayor poder dentro de los programas sociales,  los  talleres artesanales, producción de conservas e hilados, coadyuvan a la organización de la mujer ubicada en los rangos más desfavorables de la economía.
Y mientras el empoderamiento camina  paso a paso en cuestión de los programas sociales, en otras esferas la mujer sigue encontrando más retórica que grandes diferencias para mejorar sus condiciones de competencia laboral respecto al varón.
Todavía es una práctica discriminatoria que en diversas empresas suceda el cese laboral apenas conocer el estado de gravidez de una trabajadora.
Igualmente contradictorio que en el sector público lancen a sus trabajadoras a la calle por las mismas circunstancias, al respecto un caso bastante sonado fue el de Blanca Margarita Huerta, despedida con 5 meses de embarazo de su puesto como auxiliar administrativo en la Secretaría de Salud de Jalisco (SSJ).
Pero si servidoras públicas padecen por discriminación, profesionistas en puestos más elevados y con mejor preparación tampoco enfrentan un panorama distinto sea una empresa o gobierno.
Los sueldos y salarios de las mujeres profesionistas son bastante inferiores al de sus colegas varones, son menores en un rango del 20% al 35 por ciento.
Falta mucho para decir que efectivamente se hace una diferenciación de “ellos” y “ellas” dentro del terreno de la igualdad y no  porque efectivamente son abismalmente diferentes.
En México, la tarea al respecto sigue siendo titánica para evitar que existan ciudadanos de primera y ciudadanas de segunda.
Precisamente el informe “Igualdad de género y desarrollo”, elaborado por el Banco Mundial, señala “que en México como en otros países hay  avances en algunas esferas pero siguen las brechas y barreras que no cambian mucho, entonces las mujeres tienen más educación, trabajan más pero siguen sin ganar más que los hombres.”
A COLACIÓN
         Y si oteamos en busca de la participación femenina en la política mexicana tampoco las cifras son muy halagüeñas: en el Senado encontramos 26 mujeres senadoras frente a 100 senadores, representan el  26%; en la H. Cámara de Diputados hay 138 diputadas, el 27.6%, de los 500 legisladores varones.
         Tal parece que son cuotas  preestablecidas pactadas entre los propios políticos para justificar que sus administraciones son paritarias porque algunas “féminas” figuran.
         Empero, no es suficiente: para traspasar el ideal de igualdad deben reformarse leyes, para permitir que los sueldos y salarios no tengan diferencias entre hombres y mujeres; al mismo tiempo favorecer que las mujeres puedan compatibilizar el doble rol  profesional y familiar.
         Más vale observar lo que pasa en otros países. En buen número de economías europeas la natalidad atraviesa mínimos, las mujeres lo piensan mucho para tener hijos porque creen que éstos terminarán con sus aspiraciones profesionales, dejarán de ser confiables en sus empresas y perderán puntos por muy inteligentes o preparadas que sean.
Como la competencia es dura y las leyes tampoco ayudan mucho, optan por el ingreso renunciando a una parte esencial regalada como don de vida a la mujer.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com







        


DAÑOS COLATERALES, LUCHA ESTÉRIL



                           POR LA ESPIRAL
                            CLAUDIA LUNA PALENCIA




-Daños colaterales, lucha estéril



         Indignante: más de 60 mil muertos en México por  una guerra contra el narcotráfico y la delincuencia que a todas luces es estéril de acuerdo con la información revelada por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE)
         Resulta que, ni toda la sangre derramada por civiles inocentes, ni el diario vivir de los mexicanos lleno de temor o el aumento del gasto en Seguridad Nacional para  reclutar más policías y ensanchar el Ejército, nada sirve para contener el trasiego de la heroína y cocaína ni mucho menos su  producción dentro del territorio nacional.
         Según datos de la JIFE en México cayeron tanto las incautaciones de cocaína como de heroína, destacando por encima de otros países, al punto que los decomisos de heroína descendieron   30 por ciento.
         No es para menos que la información levante ámpula entre los mexicanos y surjan cuestionamientos en torno a todo lo sucedido en territorio nacional en los últimos cinco años.
         Sospechosismo aparte,  entonces será una cortina de humo por parte del Gobierno Federal las acciones reportadas en su lucha contra el narcotráfico, de otra forma no puede entenderse la forma tan rápida de extender el temor entre la población.
         O bien, será entonces una prueba fehaciente de la ineficacia de un plan trazado al vapor para llenar de elementos del Ejército muchas de las calles de diversas ciudades del país.
         Desde luego la gran perdedora es la sociedad civil vulnerada en sus derechos más esenciales, violentada en su cotidianeidad, rehén de sus negocios porque tienen que  pagar por chantajes y extorsiones para evitar daños a sus comercios y  familias.
         ¿Y para qué tanto miedo? ¿Para qué tantos soldados por las calles y carreteras?  En los últimos cinco años  México se consolidó dentro del triángulo  de la droga junto con Estados Unidos y Canadá en el  Continente Americano.

GALIMATÍAS

         A escala mundial el volumen de negocio de la cocaína  moviliza 82 mil millones de dólares con todo y crisis de por medio.
         La JIFE señala que “el origen del polvo blanco sigue centrado en Colombia, Perú y Bolivia”.
         Mientras que la demanda, los mercados de mayor consumo son fundamentalmente Estados Unidos con 150 a 160 toneladas anuales aproximadamente y Europa  con una media de 120 toneladas, destacando Gran Bretaña, Italia y España.
         Para este organismo  de la ONU el aumento en la producción y consumo de drogas a nivel mundial  requiere de un mayor esfuerzo por parte de los gobiernos y de la sociedad para evitar que más menores de edad sean enganchados.
         Respecto de la legalización de las drogas, para zanjar la polémica  la JIFE descarta que ésta sea una opción insistiendo en el tema de su relación con el delito.
         Por ejemplo, “las investigaciones científicas señalan que se cometen delitos facilitados por drogas con más frecuencia de lo que generalmente se cree. Entre estos crímenes sobresalen los de índole sexual”.
         Y con la polémica encima, las divisiones de opinión evitan un gran acuerdo global al respecto de qué hacer con ese gran mercado de las drogas,  elevando por el contrario la hipocresía y las cortinas de humo al estilo de la que impera en el país.
         Mientras unos opinan que hay que atacar a los productores, algunos optan por educar a los consumidores;  otros permiten el consumo de ciertas sustancias como el cannabis y hay osados en el poder que ven en esta hierba la salvación económica de un pueblo.
         En Rasquera ubicada en Tarragona, España, el alcalde estudia la posibilidad de autorizar que sus habitantes utilicen sus campos para sembrar cannabis y de esta forma obtener los ingresos necesarios para familias y el Ayuntamiento en una de las peores épocas económicas para el país ibérico.
         El alcalde Bernat Pellisa justifica que producirían cannabis para finalidades lúdicas y terapéuticas y surtirían a diversas asociaciones de autoconsumo.
         Bajo el lema de “es un modelo y una oportunidad, no una frivolidad”, este municipio español pretende echar mano de lo que sea para campear la crisis aunque sea a costa de drogar a sus jóvenes.
         Por supuesto es el comienzo y si la célula más pequeña de la organización política como es el municipio desentraña esta cruda realidad, trasladado al escenario global entonces queda perfectamente entendido que, tal como avizora la ONU, pasarán décadas hasta que el mundo logre un consenso al respecto de qué hacer con la producción y el consumo de drogas. Mientras tanto, que dios ampare a nuestros hijos.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com


        


jueves, 1 de marzo de 2012

EL NUEVO CONTRATO SOCIAL



                    
                           POR LA ESPIRAL
                            CLAUDIA LUNA PALENCIA



-El nuevo contrato social

        
         Hace algunos días me cuestioné hasta cuánto, cómo ser humano, ciudadana y contribuyente estaría dispuesta a ceder y conceder en lo individual para buscar un beneficio colectivo.
         Y usted amigo lector, ¿se lo ha preguntado? No hablamos de cualquier cosa máxime en un mundo basto de desequilibrios que tarde o temprano terminan minando la célula más básica de la sociedad: la familia.
         Tampoco es algo nuevo en el panorama histórico de la Humanidad siempre expuesta a diversos peligros, unas décadas más difíciles que otras, un siglo tras otro sin tregua.
         En “el contrato social”, Jean Jacques Rosseau, señala que como los hombres no pueden generar nuevas fuerzas sino sólo unir y dirigir aquellas que ya existen, no cuenta con otro medio de conservación que configurar, por medio de agregaciones, una suma de fuerzas capaz de superar las resistencias, ponerlas en juego por un solo motivo y hacerlas actuar de conformidad.
         De esta forma, el escritor y filósofo francés, afirma que “esta suma de fuerzas únicamente puede nacer del concurso de muchos: pero siendo la fuerza  y la libertad de cada hombre los principales instrumentos para su conservación”.
         Para lograrlo es menester echar mano de un contrato social que a fuerza de la meditación más profunda de Rosseau implica “que cada uno de nosotros pone en común su persona y todo su poder bajo la suprema dirección de la voluntad general y recibimos de forma agrupada una serie de beneficios”.
         Tenemos  algunas líneas de una obra publicada en 1762, no obstante, con la virtud de ser siempre joven en un mundo que por momentos envejece a fuerza de resistirse a dejar el pasado y sepultar atavismos para construir un mundo más incluyente, democrático, humanista e igualitario.
         De allí que nuevamente inquiera, ¿usted amigo lector, cuánto de su poder de decisión individual de su órbita personal estaría dispuesto a ceder por el bienestar común? Por ejemplo, por vivir en armonía en su calle, con seguridad en su colonia, con una fehaciente expedición de justicia en su demarcación y por un Estado de Derecho incorruptible.
         O cuánto por qué todos tengamos cobertura sanitaria, seguridad social, escuela pública y que nadie quede excluido por ningún tipo de cuestión.
         Por ende hablamos del diario vivir, de la preocupación que más ocupa nuestra mente después de traspasar la adolescencia que implica desarrollarnos lo mejor posible en el ámbito de lo laboral y económico; y en la esfera de lo familiar y social.
         El meollo estriba en cómo pedirle a la gente que haga más por su comunidad o bienestar común cuando deja de sentir retribuciones en lo personal, cuando ya no le compensa más.
         Sobre todo cuando cada crisis  va cargándose “ese pacto social”  establecido bajo una delgada línea invisible y así la balanza continúa desequilibrándose más.
         Veamos lo familiar: el INEGI documenta en sus estadísticas anuales que los mexicanos cada vez se casan menos y en cambio se divorcian más.
         No es casual que en la familia roles y patrones van cambiando en la medida que nuevas fórmulas de convivencia son exploradas e inclusive elevadas al ámbito de lo legal.
         Uno de los factores que más pesan en su funcionamiento tiene que ver con la situación económica y los proveedores de ingresos en el hogar; generalmente se exhibe una elevada correlación en años de crisis económicas y los trámites de divorcio; la tensión derivada del estrés económico termina con el vínculo matrimonial y afecta la convivencia.
         El trauma de la separación y la no realización de la persona en sus capacidades laborales tienen consecuencias en la colectividad: también existe  una alta correlación entre los problemas económicos con el alcoholismo, la vagancia, drogadicción e incremento de la delincuencia.
         Al respecto la Encuesta de Victimización y Eficiencia Institucional (ENVEI) elaborada por el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) advierte que “la crisis económica que enfrentó México a partir del cuarto trimestre de 2008, desencadenada por la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers, y que tuvo su culminación a finales de 2009, parece ser el factor que desencadena el aumento de la delincuencia en México”.
         Por referirnos al inmediato de la memoria de crisis experimentadas por los mexicanos y que paulatinamente han hecho mella en el tejido social hasta llevarnos a la debacle actual donde cada una de las esferas de nuestra diaria convivencia están cimbradas y requieren ser reforzadas con un nuevo pacto social.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com