Página de contenido económico

martes, 21 de febrero de 2012

EL NUEVO DESEMBARCO ESPAÑOL


                           POR LA ESPIRAL
                            CLAUDIA LUNA PALENCIA



-El nuevo desembarco español




         Mariano Rajoy, presidente de España, visitará México en el mes de abril durante el Foro Económico Mundial sobre América Latina, cuya sede será Puerto Vallarta del 16 al 18 de abril.
         Se trata de la primera visita de Rajoy como presidente electo y en respuesta a la invitación del presidente Felipe Calderón, dos políticos de derecha que comparten la preocupación por los acontecimientos económicos dentro de la Unión Europea y eurozona.
         No es para menos, el caldero está que arde: la situación de Grecia añade más lumbre a la hoguera y ningún economista en su sano juicio ve salida del negro túnel europeo en los próximos tres años.
         La crisis tiene un cariz de largo plazo debido a los propios mecanismos de la Unión Europea y monetaria, ante lo cual países como España deberán buscar en el extranjero los recursos que los propios mercados niegan en forma de financiamiento y también para enfrentar el temporal de la caída en la demanda y los 5 millones de parados.
         Con tales circunstancias España se sube a La Niña, La Pinta y La Santa María para proseguir con el desembarco iniciado en América Latina durante la década de los noventa  y frenado después del año 2000 en la medida  que diversos gobiernos de izquierda fueron asumiendo el poder y  mostraron su lado más renuente al poder extranjero en el control de la producción de agua, gas, energía y petróleo.
         El caso de Venezuela es el más significativo, el presidente Hugo Chávez, a lo largo de sus trece años de gobierno interminable ha ordenado una serie de expropiaciones de empresas que inclusive afectaron el área de negocio de la mexicana Cemex.
Así es que,  debido a los fantasmas del discurso más radical de la izquierda latinoamericana, diversas inversiones en la región quedaron de lado.
         Para España la implicación es pensársela varias veces, lo que implica que las empresas ibéricas eligen  con sumo cuidado tanto los países como  sus nichos de oportunidad. Aunque es innegable que con la crisis europea y su largo alcance, nuevamente existe un coqueteo a ritmo de Lambada y con toque de Tequila y limón.

A COLACIÓN

         Fundamentalmente entre México y España las relaciones son más económicas y de inversiones porque la población tanto en uno como en otro es más bien moderada: por ejemplo, en México viven 25 mil españoles y en España, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) unos 14 mil mexicanos.
         Lo más significativo tiene que ver con lo económico y la parte de inversiones.        De acuerdo con  la revista Expansión dentro del conglomerado de las 500 empresas más importantes de México en 2011, encontramos 15 muy importantes empresas españolas.
         Si las observamos por su posición dentro del ranking de ventas netas la primera que destaca en el amplio grupo de las 500 es BBVA con su posesión de Bancomer ubicada en el noveno sitio; después, otra del sector financiero es BSCH en el sitio 27.
         Más adelante encontramos en el puesto 56 a Telefónica México; en el 59 a Iberdrola; 78 a Gas Natural Fenosa; Inditex está en el puesto 122; OHL en el 172; y  Mapfre ocupa el 177.
         Le sigue en el 229 Atento Mexicana también de capital español; 360 para Codere; en el 397 está Grupo Prisa; 419 para Grupo Eulen; 421 figura Indra; 479 y 492, es para Grupo Santillana y Mecalux, respectivamente.
         Únicamente nos hemos referido a la presencia española en México pero en conjunto todas las inversiones alrededor del mundo le aportan el 25% al PIB español, según datos difundidos por el propio presidente Rajoy durante su discurso de protesta.
         La nueva intención es darle más alcance a la aportación de la inversión foránea en el PIB, bajo la premisa de coadyuvar a que las empresas españolas obtengan del extranjero los recursos frescos que los mercados les niegan y la baja del  consumo local.
         De allí  que inicie una nueva época para el capital español en el extranjero y nuevamente se mire a México, Brasil, países como Costa Rica, Panamá o se arriesgue mucho más en Asia.
Por supuesto les compensa, veamos la experiencia de BBVA Bancomer, al obtener más del 40% de sus utilidades en su área de negocio en México que le permite compensar la situación interna en España en momentos de mayores provisiones, problemas por el aumento de la morosidad y un pasivo inflado por la cantidad de pisos y otros bienes inmuebles quitados a los clientes tras una ola de desahucios.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com

MÁS POLICÍAS Y MÁS GASTO VS. INSEGURIDAD


POR LA ESPIRAL

Por Claudia Luna Palencia


Más policías y más gasto vs. inseguridad

El gasto en seguridad nacional aumentó 102.15%, al pasar de 74 mil 203 millones de pesos, en 2006, a 150 mil millones de pesos para el año en curso.
De acuerdo con datos del INEGI y del Gobierno Federal, se ha ejercido un gasto en seguridad nacional sin escatimar peso ni centavo alguno, dada la lucha frontal del gobierno contra cárteles de la droga y otros grupos delincuenciales.
Si lo traducimos en términos de cuánto fue destinado por habitante: En 2006, el primer año del sexenio del Presidente Felipe Calderón, un total de 687.06 pesos per cápita fue gastado en seguridad nacional (con una base de 108 millones de habitantes, según el Conapo)
En 2012, con un mayor número poblacional, estimado en 112 millones de personas y un gasto aprobado que se duplicó, tendremos que, al próximo mes de diciembre, habrán sido ejercidos mil 339.28 pesos de gasto per cápita anual en seguridad nacional.

En seis años se duplicó el gasto en seguridad nacional y casi creció al doble su gasto per cápita, así que, por cada habitante menor o mayor de edad, el Gobierno Federal destinó, para su cuidado, mucho más dinero que en los prolegómenos del poder del Presidente Calderón.
No obstante el desembolso pecuniario emanado de los impuestos de la ciudadanía, la gente siente más miedo en la actualidad respecto de seis años atrás; la violencia es más aguda; el saldo de muertos civiles supera los 50 mil debido a la guerra de fuego cruzado contra cárteles y grupos delincuenciales, de ahí el refuerzo de los cuerpos de seguridad. Por ejemplo, la Policía Federal nada tiene que ver con la dependencia que era en 2006, cuando en ésta trabajaban 6 mil 500 agentes; en los albores de 2012 hay 36 mil agentes, un crecimiento del 453.84% en la plantilla de este órgano desconcentrado de la Secretaría de Seguridad Pública.
¿Qué ha pasado con esta expansión? En 2006 había un agente de la PF por cada 16 mil 615.38 habitantes, y para 2012 hay un agente por cada 3 mil 111.11 habitantes, pero la percepción de la ciudadanía sigue siendo negativa al respecto de la violencia y acerca de su propia protección y su familia.

Hoy por hoy, la inseguridad, y todo lo que de ésta deriva, es el gran tema. Nada preocupa más, ni siquiera lo económico, donde salario y empleo siempre están presentes en el diario vivir de los mexicanos, de hecho, familiarizados con la crisis de cada seis años.

A COLACIÓN

En su momento, los diversos candidatos que contiendan para la Presidencia tendrán menudo reto para llevar al electorado a las urnas.
Por lo pronto, Josefina Vázquez Mota, en plan de candidata del blanquiazul, conoce de cerca la sensibilidad del tema. Ojalá lograra integrar a sus propuestas algunas de las experiencias padecidas por Isabel Miranda de Wallace cuando ella se dedicó a buscar a los secuestradores y asesinos de su hijo.
La seguridad no únicamente engloba, más o menos, Ejército en las calles, como viene anunciando Andrés Manuel López Obrador, con la promesa de que, en caso de ser presidente, en 6 meses lo sacaría de las calles; ni tampoco es cuestión de hacer más grande la Policía Federal o elevar la Secretaría de Seguridad Pública a calidad de superdependencia.
La experiencia de Isabel es la de muchos miles de ciudadanos doblemente victimizados, primero, por las personas que dañaron a sus respectivos seres queridos y, segundo, por leyes e instituciones operando bajo una serie de incompetentes que, en lugar de ayudar, más bien entorpecen; que en lugar de proteger, más bien acechan; que en lugar de representar la ley de manera honesta, la aplastan para corromperse.
La seguridad deseada supera la cuantificación de más o menos agentes federales; más o menos Ejército, o tenerlo en la calle o en los cuarteles; se trata de contar con un verdadero plan integral en seguridad que reduzca la corrupción, agilice los juzgados, modernice los ministerios públicos; eleve las penas de cárcel para secuestradores e incluso introduzca el debate nacional acerca de la pena de muerte para todos aquellos que detenten contra la vida de un menor de edad.
De lo que se trata es de resolver problemas; la gente merece vivir en paz. Antes secuestraban a los hijos de familias pudientes; ahora secuestran a hijos del pueblo por 3 mil o 5 mil pesos.
Esto forma parte de la realidad. Por ende, hay que resolverlo; a todos nos interesa porque ha rebasado los estratos sociales y, considero, no puede ser abordado de forma banal por quienes aspiran a gobernar México.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com

VULNERABILIDAD EN LA RED


POR LA ESPIRAL
Por Claudia Luna Palencia


Vulnerabilidad en la red



El año pasado, 431 millones de personas en el mundo sufrieron algún tipo de ataque cibernético, casi siempre phishing y robo de identidad, de acuerdo con el Instituto de la Organización de las Naciones Unidas para la Formación y la Investigación (Unitar, por sus siglas en inglés).

Tampoco las empresas privadas ni las instituciones públicas se salvan de los ciberataques, de ahí los esfuerzos en pro de la seguridad: En 2011 fueron gastados 338 mil millones de dólares, en todo el mundo, con la finalidad de adoptar mejores plataformas tecnológicas y software de protección.

La maravilla del Internet y su capacidad de interconexión para facilitar la vida del ser humano tiene, en contracara, un velo de vulnerabilidad que todos los días pone en jaque a personas, empresas e instituciones.

Incluso, el famoso spam figura, en las empresas privadas, como un factor que resta tiempo y atención a los respectivos empleados, que todos los días deben eliminarlo.

El otro día escuché a una señora quejarse de su correo; ella argumentaba que había habilitado su cuenta para estar en contacto con sus hijos, algunos parientes y amigos: “No llegan ni a 10 personas, pero cuando abro mi correo tengo que perder tiempo borrando el doble de correos basura”.

Empero, ella no es la única enfadada tanto por el correo basura como malicioso; de hecho, la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) afirma que México ocupa el noveno sitio en la distribución de este tipo de contenidos.

Al parecer, la única forma de combatirlos es elevando las alertas antispam, no caer en la trampa de enviar datos personales, ni bancarios, aunque la supuesta página que lo solicite tenga todo el tipo de ser, casualmente, la de la institución bancaria; tampoco responder correos de destinatarios desconocidos, no descargar attachment dudoso, evitar, ante todo, una mayor intromisión en la intimidad.

Primordialmente, porque la delincuencia está detrás del spam y gusanos cibernéticos; mail de bancos pidiendo actualización de datos con páginas phishing para hacer fraudes financieros; envío de falsos contactos con todo tipo de alertas, premios online, cartas de herencia y notificaciones de correos desconocidos.

A COLACIÓN


Me pregunto si alguna vez ganaremos la batalla contra el ciberfraude y, como usuarios, estaremos ciento por ciento seguros para realizar, sin temor alguno, compras de todo tipo por la red más universal.

A mi juicio, el cibercomercio detonaría más si redujera el grado de exposición al riesgo en las operaciones de compra porque tenemos una especie de “ruleta rusa”; hay usuarios adheridos, totalmente, a comprar por Internet desde libros, camisas, DVDs, CDs, colecciones, boletos de avión en oferta o gangas en hoteles, y nunca les ha pasado nada malo con la utilización de su tarjeta de crédito.

Lo negativo es que hay otro grupo de personas afectadas, y muchas más que evitan todo tipo de operaciones. Precisamente, la AMIPCI reconoce que el comercio electrónico tan sólo representa 15% del comercio total en México, muy bajo si, por ejemplo, lo comparamos con el 40% de Estados Unidos.

Desde luego, no ayuda saber que México ocupa el segundo lugar en fraudes por Internet en América Latina; la desconfianza aumenta. Tan es así que, ante una operación, el primer pensamiento va dedicado a que no pase nada malo con la información de la tarjeta de crédito.

En otros países, como España, algunas empresas contactadas por Internet aceptan el pago contrareembolso cuando la adquisición es un bien a domicilio. La gente no se fía del todo.

Otras operaciones más cuestionables están relacionadas con las reservas de hoteles; algunas web únicamente solicitan datos bancarios de respaldo, advirtiendo que no realizarán cargo alguno, salvo que el cliente no cancele 24 horas antes o falte el día del ingreso al hotel.

No obstante, otras páginas de hoteles únicamente confirman la reserva si al momento proporcionan todos los datos bancarios para, en el momento, realizar el cargo de toda la estancia.

En resumen, Internet tiene muchas más ventajas que desventajas, aunque ese mundo invisible, sin barreras o aparente control, resulta riesgoso para la seguridad de personas, empresas e instituciones, sobre todo cuando la información cae en malas manos.

P. D. Le invito a que opine del tema en mi blog: http//claudialunapalencia.blogspot.com