Página de contenido económico

domingo, 28 de agosto de 2011

Vivir y sobrevivir en la crisis

POR LA ESPIRAL
*Claudia Luna Palencia

-Vivir y sobrevivir en la crisis





El fantasma de la crisis sigue rondando mientras los ciudadanos de a pie queremos calmar nuestro nerviosismo, sobre todo encontrar fe y confianza en las versiones que al respecto ventilan los funcionarios del gobierno del presidente Felipe Calderón.
Este año, de acuerdo con estimaciones de Entorno XXI, el PIB de México podría ubicarse entre el 3.5% y 3.7%; para 2011 el crecimiento será mucho menor al 3 por ciento.
Para buena parte de la gente surge un desencanto ante un menor crecimiento económico, las dificultades para encontrar un empleo estable y lograr asimismo un salario para vivir bien.
Hay incredulidad ante las promesas económicas no cumplidas, los pronósticos fallidos, “catarritos” económicos que terminaron en una magna crisis.
Nuevamente ante la inestabilidad internacional, México no tiene un Plan B en momentos en que buena parte de sus secretarios de Estado están más preocupados en la candidatura para la Presidencia.
Si bien no está directamente en nuestra manos controlar el comportamiento del mercado accionario, si podemos asumir nuestra responsabilidad como homo economicus en nuestras decisiones cotidianas.
En el mundo hay millones de familias ahogadas por los altísimos niveles de endeudamiento adquiridos para llevar un tren de vida que no podían pagar con su ingreso pero que demandaban para ser parte de una sociedad consumista sin límite de fronteras.
Por eso es que la situación de muchas personas asalariadas revienta ante el asomo de una crisis porque la burbuja de bienestar creada gracias a los créditos y al tren de vida de gastar más que ahorrar es tan solo pasajera.
Los asalariados cometen muchos errores, el principal es un alto nivel de endeudamiento: crédito automotriz, hipotecario, personal, tarjeta bancaria, tarjeta departamental, muebles a pagos, compra del supermercado a plazos, vacaciones con pagos diferidos; etc.
Las supuestas cómodas mensualidades ahogan el ingreso personal y familiar de tal forma que no hay capacidad de ahorro y los días, meses y años transcurren atados a letras, intereses, moratorias; se trata de una esclavitud a un sistema económico que debería darle en ingresos y bienestar a los seres humanos lo que éstos buscan compensar vía el endeudamiento.
A COLACIÓN
Esta es nuestra responsabilidad y no la del gobierno: educar a nuestros hijos para estar siempre preparados ante una crisis económica, alejarlos del consumismo de masas y enseñarlos a elegir.
Se trata de una vuelta a lo básico, pensar y repensar una decisión de consumo, no más carros de la compra llenos de comida basura ni de falsas promociones; no sucumbir a las tentaciones de la temporada de ofertas en los que se adquieren ropa y complementos que no se requieren, ni combinan, ni nos van.
Hay que aprender a elegir, tomar una opción, es uno de los principios más racionales de la economía, ciencia que trata de la administración y distribución de los recursos escasos.
Estoy segura que cuando, usted amigo lector, aprenda a controlar su “yo consumista” y elija adquirir un bien tras un proceso de razonamiento en el que destacó las ventajas sobre de las desventajas, irá aprendiendo a ser un mejor ser económico dominando su “yo superfluo”.
Le apuesto que hará rendir su dinero, recuperará los lazos afectivos por encima de los materiales y será feliz no por el dinero que soñó tener sino por las satisfacciones de encontrar su lugar en la vida.


Desde mi punto de vista esta crisis que sigue sin diluirse debe llevarnos a replantear nuestra posición como consumidores, el comportamiento como seres económicos, la verdadera razón que nos hace humanos capaces de disfrutar sin necesidad de sacar la billetera o la tarjeta de crédito o regresar a casa con una docena de bolsas de la compra.
Fundamentalmente usted amigo lector tiene la última palabra de cómo quiere enfrentar los ciclos de bajada de la economía: viviendo o sobreviviendo a la crisis.
P.D. Economista presidente de Entorno XXI. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com.


domingo, 21 de agosto de 2011

DIOS SALVE A LA DEUDA


POR LA ESPIRAL
*Claudia Luna Palencia



-Dios salve a la deuda




Las empresas calificadoras de mayor prestigio en el mundo juegan un papel bastante delicado dentro del frágil equilibrio financiero y económico que nos gobierna.
Y es que llevan una tras otra: primero, con la crisis subprime en Estados Unidos, Standard and Poors, Moody's y Fitch colaron ráfagas de volatilidad y desconfianza entre los inversionistas globales debido a sus criterios de calificación.
Segundo, con el papel cuestionable desempeñado por Standard and Poors ante la decisión de degradar por primera vez en la historia la calificación de la deuda de Estados Unidos que pasa de AAA a AA+.
Con la caja de Pandora abierta de par en par desde que arrancó el nuevo siglo y milenio marcado por los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, la postura de Standard and Poors no hace más que sumir el mundo económico y financiero en una espiral de mayor volatilidad, especulación, desconfianza y temor.
La incertidumbre es la peor consejera para inversionistas y especuladores con el apetito de mejores ganancias, en el menor tiempo posible sin importar los daños colaterales.
El hecho es que tres trillones de dólares son una clara diferencia entre la tranquilidad financiera y el retorno a una crisis no superada por los fundamentales macroeconómicos.
Ese caudal de ceros hace la diferencia entre el cielo y el infierno porque es para Standard and Poors el pretexto perfecto para degradar la calificación de la deuda soberana de Estados Unidos, hoy por hoy, la principal economía deudora del planeta con 14.3 billones de dólares más un déficit anual de 1.6 billones de dólares.
Al respecto, recordemos que buena parte del incremento de la deuda sucedió durante las administraciones republicanas de George Herbert Bush y George Walker. Bush, el primero con la operación Tormenta del Desierto; y el segundo, con la invasión de Afganistán e Irak.
De acuerdo con el Instituto Watson para Estudios Internacionales de la Universidad de Brown “el costo económico de las invasiones emprendidas por Estados Unidos en Irak y Afganistán es de unos 2.7 billones de dólares”. Bush hijo casi triplicó los gastos de Defensa emprendidos por su padre durante la Presidencia en los noventa.
El clan Bush al frente de la Casa Blanca (en distintos periodos) apostó por una economía de guerra para dinamizar una serie de sectores de la producción ligados a ésta. Las consecuencias son de un mayor endeudamiento.
A COLACIÓN
Al menos desde que tengo memoria crecí estudiando la difícil complejidad de la economía norteamericana primordialmente por su enorme déficit fiscal y de cuenta corriente.
Después de la Segunda Guerra Mundial comenzó a acentuarse la problemática de quien fuera acreedor y convirtiera en deudor. Aún como economistas no entendemos cómo una economía insolvente puede continuar imponiendo el dólar en el sistema de pagos y financiero mundial.
Durante años, una serie de premios Nobel de Economía dilucidaron acerca de qué debería hacer Estados Unidos para reducir sus déficit gemelos.
Lo más notable es que todos sabíamos de sus problemas y sin embargo, seguíamos confiando “in god we trust” hasta que el encono entre republicanos y demócratas encendió todas las alarmas.
La actual crisis de Estados Unidos es más política que económica, los republicanos están poniendo todas las piedras en el camino de la reelección del presidente Barack Obama, cuya popularidad cae en picada.
Con el repunte de la crisis, 2012 avizora más negro que nunca tanto para las elecciones en Estados Unidos como en México.
Insisto, todos sabíamos de los graves problemas de deuda de Estados Unidos, pero confiábamos en la capacidad de liderazgo de diversos interlocutores. No obstante, en este momento, no hay liderazgo a nivel global, todos son un grupo de demagogos que viven de la imagen y comen del discurso popular.
La crisis de la deuda es real pero es más política que económica y la caja de Pandora muestra capacidad para liberar toda clase de demonios.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com.
*Economista y columnista especializada. Presidente de Entorno XXI




domingo, 7 de agosto de 2011

La sonrisa de Josefina


POR LA ESPIRAL
*Claudia Luna Palencia


-La sonrisa de Josefina


El rebaño político se encuentra agitado, en el ambiente se sienten los vientos de precampaña. Algunos panistas buscan presionar al Presidente Felipe Calderón para adelantar la decisión de quién será el abanderado por el blanquiazul.
Como nota interesante desde la cúpula del PRI piden respetar los tiempos, evitar debates apresurados y prematuros que expongan a Enrique Peña Nieto, quien todavía no es el candidato tricolor.
En cambio, hay otros con amplia experiencia en campaña: Andrés Manuel López Obrador acumula seis años recorriendo de arriba abajo todo el país. Se sabe hasta las entrañas mismas del México más profundo.
Él dedicó meses enteros en visitar cada municipio y poblado lejano en Chiapas, Oaxaca y Guerrero. López Obrador convertido en una especie de “Mesías” va dejando por cada rincón de la geografía patria un mensaje contra la miseria, usurpación, explotación y extranjerización.
Ninguno de los políticos y funcionarios con aspiraciones a la Presidencia conoce tan bien el país como el autodenominado “presidente legítimo”.
Así el tabasqueño parece aventajado al menos en la campaña más larga de la historia política de México y por supuesto más costosa ante la interrogante en la vox populi de quienes aportan para todo el despliegue político y la movilidad de López Obrador y la gente de su comitiva.
Pero además de él, otros más hacen números intentando sumar los votos futuros con base a lo sembrado por el camino.
Por ejemplo, Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del Distrito Federal, le apuesta al voto de las minorías: personas de la tercera edad y de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transgénero.
A COLACIÓN
Nuevamente habrá una guerra mediática rumbo al escenario de las elecciones de 2012. De entrada anticipamos campañas más de imagen que de contenido para mala fortuna de un electorado ávido de propuestas de fondo y visión de estadistas.
En busca del reflector, la pregunta del día es si el PAN precisamente el partido más conservador en cuanto a darle posición y posicionamiento político a la mujer (el mal llamado sexo débil) hará la diferencia entre tanto candidato de imagen pulida y presentará a la primera mujer panista candidata a la Presidencia.
En un escenario en que la tendencia muestra un incremento en el abstencionismo y la búsqueda de votos entre las minorías y hasta captar el voto de mexicanos en el extranjero, el PAN bien podría sorprender con Josefina Vázquez Mota.
Y es que hasta ahora en que se atiende a las minorías parece ilógico olvidar las necesidades de la mayoría y hablamos de un género predominante en este país: las mujeres.
Hay analistas que afirman que en el México machista de principios del siglo XXI, las mujeres no votan por mujeres ante lo cual este género está sujeto a una doble discriminación; por parte de hombres y de mujeres.
No obstante, no olvidemos que los gustos, preferencias y tendencias entre el electorado se mueve como rebaño y que las mujeres en la actualidad están cansadas de la violencia, inseguridad, la mala paga y la enorme discriminación laboral.
Hoy por hoy las mujeres son mayoría, quizá por ello Josefina Vázquez Mota, sonríe de oreja a oreja, porque sabe que con un discurso de contenido de políticas a favor de proteger a la mujer y su familia, bien puede arrebatar una buena cantidad de votos al más guapo de la contienda.
De acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo) en 2010 había 108 millones 396 mil 211 mexicanos, de los que 55 millones 166 mil 362 son mujeres.
El Instituto Federal Electoral (IFE) señala que a mediados de 2011, la Lista Nominal (personas que pueden votar) está conformada por 75 millones 167 mil 566 mayores de 18 años; el 52% de la lista son mujeres.
Por ende, el voto femenino bien que puede decidir y determinar el rumbo de la elección de 2012.
Con el PAN intentando conservar la Presidencia de 2012 a 2018 cualquier sorpresa puede suceder. Vázquez Mota sabe de las necesidades sociales y carencias gracias a su paso por Sedesol y aprendió del enorme déficit educacional que precisamente afecta más a mujeres que hombres.
¿Vázquez Mota será o no será? A veces una sonrisa dice más que mil palabras.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com.


lunes, 1 de agosto de 2011

Primero el euro, después el hambre

POR LA ESPIRAL
*Claudia Luna Palencia


-Primero el euro, después el hambre




La unión económica y monetaria en Europa tiene en la insolvencia de diversos de sus países miembros una herida de deuda con toda la capacidad de disolver la integración.
Por supuesto, sería desastroso. El titanic europeo logró cristalizar el sueño de árabes como Gamal Abdel Nasser, ex presidente de Egipto, acerca de una unión económica y monetaria como punta de fortaleza en bloque.
Para lograrlo se requiere voluntad, tesón, unidad y sacrificio quizá por ello la Unión Europea y los países con una sola moneda de la eurozona son pioneros en los albores del siglo XXI.
A la fecha son 27 estados miembros unidos en una supraestructura que permite competir en bloque buscando contrapesos económicos y de mercado importantes ante la magnitud económica de Estados Unidos y China. Únicamente 17 tienen al euro.
La UE ocupa el tercer puesto en el ranking mundial de poblaciones, al cierre de 2010, con un estimado de 501 millones 259 mil 840 personas. En términos de ventajas, es la primera potencia comercial en el mundo dado que representa más del 20% del comercio internacional (importaciones y exportaciones)
A COLACIÓN
A lo largo de la Historia, cada economía va padeciendo distintos problemas y buscando fórmulas y mecanismos teóricos y también prácticos para permitir la continuidad del ciclo económico. De las experiencias surgen nuevas lecciones y formulaciones.
Pero mientras las economías de los países, estados libres y soberanos, aprenden de sus aciertos y errores, estamos atestiguando la crisis de una supraestructura económica, financiera, monetaria y nadie tiene siquiera una referencia de qué hacer porque no hay en la historia económica real otra supraestructura que sirva de ejemplo.
Ante lo cual, la crisis de la deuda es la gran prueba no para Grecia, lo es para toda la UE y fundamentalmente para los 17 miembros de la Unión Monetaria.
La política de ayudar indiscriminadamente a Grecia o al siguiente, no es más que el egoísmo de lanzarle al euro uno y otro salvavidas para evitar un colapso de la Unión Monetaria ante el temor de que tarde o temprano hunda el titanic europeo, tras largas décadas de esfuerzos comunes.
A mi juicio, como economista, la UE se equivoca al privilegiar al euro en vez de mirar el daño social a su población, la política de primero el euro después el hambre es errónea; la crisis de la deuda es también una crisis de confianza inoculada en la propia economía real que va dejando parados, desahuciados inmobiliarios y mayores imposibilitados de jubilarse antes de los sesenta y cinco años.
Los rescates en la UE serán un barril sin fondo, con un costo social cada vez mayor, en una población acostumbrada en la época moderna a gozar de buenos accesos a servicios de educación, transporte, salud, prestaciones, créditos, jubilaciones y salarios.
Sé que no hay una fórmula única para curar el daño económico en una supraestructura como la UE tampoco es una respuesta escondida en los desequilibrios del mercado, ni aumentando el poder del sector público o ampliando las facultades del Estado.
Aquí son variables fundamentales que deben corregirse mediante políticas comunes adecuadas: 1) Los países miembros de la Unión Monetaria no tienen capacidad de devaluar, porque no hay flexibilidad monetaria, ni cambiaria. México ha salido de sus crisis generalmente devaluando. La eurozona no tiene esa facilidad por eso el costo de mantener el euro a flote es quitándole prestaciones a la gente, aumentado el desempleo y reduciendo el presupuesto. El costo social es alto. Lo más recomendable es permitir por un intervalo de cinco a diez años que las economías dañadas se salgan momentáneamente de la eurozona para que puedan devaluar y llevar a cabo otro tipo de maniobras económicas que les permitan flexibilidad y capacidad de maniobra. 2) El Parlamento Europeo debe instrumentar un mecanismo para evitar que los gobiernos sigan absorbiendo un mayor techo de endeudamiento. Hoy en día observamos los graves problemas por la deuda en la UE, pero también en países como Estados Unidos.
P.D. Presidente de Entorno XXI http://www.entornoxxi.org. Encuéntrenme en Facebook. Les invito a que opinen del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com.